Revista Mía

Diez maneras increíbles de tomar soja

Podemos consumir la soja en brotes, salsa o incluso en leche vegetal. ¡Dale una oportunidad a esta legumbre!

Aunque el origen de este alimento lo encontramos en Asia, la soja se ha ganado un hueco importante en nuestra alimentación. Esta legumbre tiene muchos beneficios para la salud, sobre todo por ser una fuente de proteínas de gran calidad. Además, la soja contiene vitaminas B1 y B2 y minerales como hierro, fósforo y ácido fólico. Sin duda, es un alimento muy nutritivo que aporta un toque espectacular a nuestras recetas.
Son muchas las opciones para incluirla en nuestra dieta diaria. Desde la popular salsa de soja que encontramos en la mayoría de los restaurantes asiáticos hasta la novedosa soja texturizada. No obstante, si todavía no sabes muy bien cómo añadir esta legumbre a tus platos, a continuación te mostramos diez maneras increíbles de consumirla. ¡Dale una oportunidad a esta increíble legumbre!
Una de las formas más sencillas de tomar soja es consumiéndola en leche vegetal. La leche de soja es muy recomendable para personas con intolerancia a la lactosa. Tampoco contiene colesterol, por lo que es buena para el corazón y el sistema circulatorio. Puedes utilizarla para elaborar numerosas recetas como batidos, helados o postres tradicionales. Respecto a sus valores nutricionales, son similares a los de la leche semidesnatada de vaca.
Si eres principiante con este alimento, una buena forma de incorporarlo a tu dieta es a través de los brotes de soja. Contiene vitamina C, vitamina K, fibra vegetal y  potasio. ¿Y dónde podemos incluirlos? Pues además de en ensaladas, que es lo más común, también puedes cocinarlos con tallarines, sopas o sándwiches. La ensalada con brotes de soja y manzana aporta una gran cantidad de nutrientes a nuestro organismo y está para chuparse los dedos.
Otra opción muy saludable es el tofu. Este alimento suele ser el sustitutivo de la carne en la mayoría de las dietas veganas y vegetarianas, ya que contiene casi todas las proteínas que el cuerpo necesita. Hay muchas maneras de cocinar tofu: marinado, en ensaladas, al curry, en tacos, etc. Eso sí, hay que saber aliñarlo bien para que no quede soso. ¡Anímate a probarlo!
Si quieres descubrir diez maneras diferentes de incluir la soja en tu dieta, no te pierdas la siguiente galería.
tracking