Revista Mía

10 recetas con boniato para aprovechar este tubérculo de otoño

La batata es uno de los alimentos más típicos del otoño. Así puedes preparar este tubérculo tan nutritivo de diferentes formas.

Boniato, batata, camote… el que es sin dudas al que es el tubérculo más famoso del otoño se le conoce por muchos nombres distintos. Aunque cada vez es más frecuente encontrar este famoso alimento a lo largo de todo el año en super mercados y fruterías, es en el otoño cuando se aprovecha mucho más, como ocurre, por ejemplo, con otros alimentos como con la calabaza, la coliflor o las típicas castañas asadas.
Existen una gran variedad de boniatos que se diferencian ligeramente por su tamaño, por su textura o por su sabor, aunque todos tienen en común la misma cosa: el característico color naranja intenso de su carne o pulpa. Originaria de América, al igual que la patata, la batata tiene un sabor mucho más dulce que su hermana mayor, que ha hecho que en algunos lugares se la conozca directamente como “sweet potato”. En Estados Unidos, por ejemplo, son una de las guarniciones que más se utilizan a la hora de servir carnes, verduras y hamburguesas en restaurantes y en celebraciones, servidas en forma de chips o con forma de patatas fritas al horno.
Su mayor contenido en azúcar natural y en almidón hace que los boniatos sean una excelente fuente de energía durante todo el día, ya que, con un índice glucémico bajo, son extremadamente saciantes. También son unos alimentos muy ricos en fibra (ideal para mejorar el tránsito intestinal), en vitaminas antioxidantes (sobre todo vitamina C y A) y en minerales (como el potasio, el magnesio y el calcio, que fortalecen los músculos y los huesos), además de no tener demasiadas calorías y de ser bastante digestivos. ¿Necesitas más motivos para empezar a tomar batatas este otoño? Aquí van algunas ideas sencillas de 10 recetas deliciosas y fáciles de preparar que ya puedes hacer en casa para disfrutar de todos los beneficios que este tubérculo dulce nos ofrece. Unos boniatos rellenos de queso y perejil al horno, unos boniatos con espinacas en salsa de tomate y chile, un pastel frío de calabaza y boniato, una reconfortante sopa de ortigas y boniatos... ¡No te las pierdas!
tracking