Revista Mía

Ensalada de espárragos blancos, praliné de almendras, manzana y distintas hierbas

He aquí una forma distinta de comer espárragos. Y es que, hay productos, que parece que la tradición nos ha dictado muchas veces la forma de tomarlos, hasta tal punto que no nos planteamos otro modo.

En el caso de los espárragos blancos, los hemos disfrutado tantas veces, cocidos, normalmente de bote, que una ensalada de espárragos en crudo, nos hará replantearnos muchas cosas sobre nuestra manera de obrar en la cocina.
A continuación, os presento una ensalada muy sencilla de preparar, sobre todo si disponemos del praliné casero de almendras, como fondo de armario, o de nevera.
La textura del espárrago, su increíble sabor y matices, en crudo, no os dejaran indiferentes.
Estoy seguro de que querréis repetir esta técnica muchas veces en el futuro.
Aquí os va:

Emplatado:

Colocar una cucharada hermosa de praliné en el centro de un plato. Extender por el fondo del plato. Salar las cintas de espárrago y condimentarlas con aceite de oliva virgen extra.
Colocar estas cintas sobre el praliné. Disponer los bastones de manzana sobre ellos y también distribuir pequeños pétalos de hierbas varias.
Terminar perfumando el plato rallando la peladura de algún cítrico, no necesariamente tiene que ser pomelo.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 15 min
  • Tiempo de cocción -
  • Porciones 4
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio -

Ingredientes

  • 8 espárragos blancos frescos
  • 1 manzana roja Fuji
  • 200 grs de almendras peladas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil
  • Menta
  • 1 pomelo
  • Flor de sal

Preparación

Triturar las almendras con ayuda de un robot de cocina y aceite de oliva virgen al gusto, hasta obtener una salsa fina de almendras

Pelar los espárragos y laminar ayudados de un pelador

Picar la manzana en tiras finas, dejándole la piel

tracking