Revista Mía

10 recetas para aprovechar las sobras del cocido

Si estás harto de comer cocido toda la semana o te tira para atrás prepararlo para pocos, sigue leyendo.

Llegamos a diciembre y la cuenta de cocidos sigue subiendo sin parar a medida que el frío aprieta, ¿verdad? Este es un plato, en cualquier de sus versiones regionales, que si te gusta no le pones mala cara ni en verano con 40 grados (esto es como el helado en invierno para los heladeros), pero es importante tener alternativas para aprovechar bien las sobras.
Si no quieres pasarte con el congelador bloqueado unos meses o bien estás cansado de comer cocido toda la semana, ya va siendo de que te pongas al día de las recetas que se pueden hacer con los restos de tus cocidos. Que sabrán parecido, por supuesto, pero por lo menos no será exactamente lo mismo.
De todos los platos que se pueden hacer, que hemos recopilado en una selección de diez ideas que compartiremos una a una a continuación de esta breve pieza introductoria, conoces seguro dos, al menos de oídas: las croquetas y la ropa vieja, ¿verdad?
Las primeras las has tenido que comer una y mil veces, sobre todo si viajas o resides en zonas donde se coma a menudo algún tipo de cocido, ya sea madrileño, maragato o leonés, entre otros, y la segunda quizá no la has probado en tu vida pero es una elaboración tan popular que es imposible no haber oído nada de ella nunca.
Las dos, lógicamente, están en la lista de recetas para aprovechar las sobras del cocido que hemos recopilado, pero luego hay ocho más que te pueden sorprender bastante, al menos la mitad de ellas. Unas te gustarán más y otras menos pero la clave es tener alternativas de sobra para que no sea un problema el hecho de preparar un cocido siendo pocos comensales, que es el hándicap que tira para atrás a menudo cuando apetece un cocido calentito en invierno, una de las comidas de fin de semana, eso sí, que más apetece cuando el invierno asoma.
Esperamos que te sirvan de inspiración estas ideas y descubras alguna que te guste al menos casi tanto como el guiso original, que hay que reconocer que es difícil de superar… pero no imposible.
tracking