Beneficios del salvado de trigo

No sólo ayuda al tránsito intestinal. Descubre sus otras virtudes del salvado de trigo.

No sólo ayuda al tránsito intestinal. Descubre sus otras virtudes del salvado de trigo.

 

Diversos estudios han señalado los efectos beneficiosos en la salud del consumo de salvado de trigo, compuesto natural del trigo que corresponde a las capas externas del grano  que está presente de forma íntegra en las harinas integrales.

 

No en vano, en 2010, la ESPA (European Food Safety Authority), incluyó la fibra del salvado de trigo dentro de las declaraciones de propiedades saludables autorizadas de los alimentos, alegando que el consumo de al menos 10 g/ día de fibra de salvado de trigo incrementa la masa fecal, acelera de forma significativa el tránsito intestinal.

 

Sin embargo, aunque ésta es la función más conocida del salvado de trigo, la evidencia científica ha señalado también la existencia de otros efectos saludables derivados del consumo del mismo, entre los que se incluyen la prevención de algunas enfermedades gastrointestinales, como el estreñimiento o la diverticulosis, pero también el efecto protector de este alimento frente a la aparición de otras patologías como las cardiovasculares, el cáncer colorrectal y la obesidad.

También te puede interesar:

Sus beneficios

Es conocido cómo una ingesta adecuada de fibra (25-35 g/día) reduce de forma importante el riesgo de padecer cáncer de colon y recto, y de hecho, el efecto protector del consumo de salvado de trigo frente a este tipo de cáncer se atribuye, principalmente, a su alto contenido en fibra (44.6 g/100 g). En este sentido, se sabe que la fibra dietética, aumenta el volumen de las heces, lo que hace que los potenciales carcinógenos presentes en ellas se diluyan, y favorece el tránsito intestinal, con lo que se ve reducido el tiempo de contacto de los carcinógenos con las paredes del intestino.

 

Pero además, la fibra presente en el salvado de trigo fermenta a nivel del colon, generando una serie de compuestos (ácidos grasos de cadena corta) que también poseen efectos anticarcinogénicos a este nivel, ya que contribuyen al mantenimiento en buen estado de las células del colon e inhiben el crecimiento de células tumorales. Sin embargo, no todo el efecto puede ser atribuido a la fibra, ya que las vitaminas, minerales y fitoquímicos, que están presentes en el salvado de trigo, también parecen contribuir a la protección frente a este tipo de cáncer.

 

Por otro lado, hay estudios que han observado una mayor incidencia de cáncer de estómago en personas con una baja ingesta de fibra procedente de los cereales, e incluso otros trabajos han asociado la ingesta de lignanos, unos fitoquímicos presentes en cantidades significativas en el salvado, con una reducción del riesgo de padecer cáncer de mama, próstata o pulmón.

 

- Para más información: Campaña Pan Cada Día (http://www.pancadadia.es)

CONTINÚA LEYENDO