Los beneficios del Omega 3 para perder peso

Estos ácidos grasos son esenciales para la salud del organismo, que no puede producirlos por sí mismo.

Poco a poco, a base de divulgar bien sobre la materia desde distintos ámbitos, la opinión pública va teniendo claro que no todas las grasas son malas cuando hablamos de alimentación. Algunas, como las que se encuentran en los ácidos grasos Omega 3, son esenciales para la salud.

Esta gama de ácidos grasos poliinsaturados son fundamentales para el correcto funcionamiento del organismo, y dado que este no puede fabricarlos por sí mismo, se los debemos proporcionar a través de la comida. 

La mejor forma de hacerlo es manteniendo una dieta saludable y equilibrada -trabajan en colaboración con los ácidos Omega 6 -presente en aceites vegetales, huevos, o legumbres, entre otros ingredientes- , también beneficiosos para la salud-, rica en productos frescos como las verduras y las frutas, y en la cual el aceite de oliva virgen extra juegue un papel protagonista. 

Beneficios del Omega 3

Los beneficios para la salud de los ácidos grasos Omega 3 son múltiples. La lista es tan larga que hay que respira de vez en cuando para leerla de corrido: reduce la inflamación en las articulaciones; ayuda a prevenir ciertas enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas y artritis; ayuda a las funciones cognitivas y conductuales; reduce el colesterol; reducir el riesgo de accidente cerebrovascular; ayuda en el tratamiento de la diabetes; mejora la fuerza ósea y reduce el impacto de la osteoporosis; reduce el riesgo de sufrir depresión; ayuda a tratar o prevenir el trastorno por déficit de atención (TDAH) y la hiperactividad; ayuda en el tratamiento de personas con trastornos alimentarios; ayuda en el el tratamiento de quemaduras y ciertos trastornos de la piel; y mejora la función pulmonar en quienes padecen asma; reduce el dolor menstrual, entre otras capacidades. 

Además, dado que en general están presentes en alimentos saludables que son saciantes, también ayuda su inclusión en la dieta, según algunas investigaciones, a controlar el peso a medio y largo plazo. En consecuencia, también ayudan a reducir el riesgo de las dolencias asociadas con el sobrepeso y a quemar más grasa, y colaboran en la regulación de los niveles de insulina y azúcar en sangre. Estamos hablando, como ves, de un tipo de ácidos grasos con un impacto sobresaliente en positivo sobre la salud del organismo. 

Ingredientes en los que encontrarlos

Afortunadamente, los ácidos grasos Omega 3 están presentes en muchos alimentos considerados saludables que son de fácil acceso. Es el caso de pescados azules como el atún o la caballa, siendo más recomendable este último porque su tamaño pequeño le permite evitar el problema del mercurio en su organismo, algo que sí afecta de forma grave al mencionado atún y al bonito, otro pescado azul. 

El salmón también contiene muchísimos ácidos grasos Omega 3, así como las nueces, las semillas de lino, las espinacas, el brócoli, la soja, la avena, las algas comestibles, y también el aceite de oliva virgen extra, entre muchos otros ingredientes.

Continúa leyendo