Perifollo: descubre la hierba aromática más curiosa de todas

Parecida al perejil, el olor (y las propiedades) de esta hierba aromática te sorprenderán. ¡Descúbrela!

¿Has oído hablar de ella alguna vez? Aunque no lo creas, el perifollo es una de las hierbas aromáticas más utilizadas en la cocina. Sobre todo en la francesa, donde se utiliza para dar sabor a multitud de platos y para conseguir elaborar ese aliño que todos conocemos como finas hierbas.

De nombre curioso y aroma intenso, el perifollo es una delicada hierba de la familia del perejil. En apariencia son prácticamente similares -con hojas más o menos rizadas-, por lo que es probable, incluso, que alguna vez las hayas confundido en el supermercado. 

Una hierba de primavera

El perifollo se encuentra en su mejor momento en primavera y verano, aunque puedes encontrarla en el mercado todo el año en distintos formatos: fresco, seco o congelado. Se dice que esta planta es originaria de Oriente Medio, y que fueron los romanos los que la introdujeron en Europa, donde su cultivo y consumo se ha extendido desde entonces. 

El perifollo se cultiva en suelos muy húmedos y sombríos, aunque es fácil tenerla en casa: a partir de la plantación de semillas puedes hacer crecer esta hierba en macetas en cuestión de semanas. ¿Y cómo se utiliza? El perifollo tiene un aroma muy fresco, a medio camino entre el perejil y el anís. Es un olor muy volátil, por lo que se recomienda añadir esta hierba al final de la elaboración de los platos, para que no pierda sabor. Con ella se pueden aderezar mantequillas y vinagres, y también decorar postres y todo tipo de recetas de carne.

propiedades perifollo
Pixabay

Propiedades del perifollo

El valor nutricional del perifollo es de lo más interesante: 100 gramos de esta hierba apenas aportan 45 calorías, pero contienen una buena cantidad de  calcio, fibra y vitamina C.

Esta hierba aromática tiene un gran poder diurético y depurativo, lo que la convierte en un remedio excelente para combatir la retención de líquidos y eliminar toxinas a través de la orina. Asimismo, gracias a su contenido en fibra el perifollo es un alimento muy digestivo que ayuda a que las comidas se hagan menos pesadas y que se regule el tránsito intestinal.

Por otra parte, esta planta contiene vitamina C, uno de los nutrientes más importantes para el organismo, antioxidante, que participa en numerosas funciones: es esencial para proteger y reforzar el sistema inmune, para reparar los tejidos, para aportar oxígeno a las células y para protegerlas contra los radicales libres.

También te puede interesar:

Continúa leyendo