Poke: cómo prepararlo para que sea bajo en calorías (de verdad)

El plato de moda es saludable, pero no todas las variedades son aptas para controlar el peso. Estos son los ingredientes que debes añadirle para hacerlo ligero.

poke bajo en calorías
unsplash.

Es el plato de moda: sano, delicioso y original. Podríamos enumerar mil y una razones para comerlo, pero, si estás a dieta, te vendrá bien saber cómo preparar un poke bajo en calorías, porque en realidad no todos lo son. Las cuestiones a tener en cuenta empiezan por el tamaño, que debe ser pequeño, y la elección de los ingredientes y aliño para su elaboración.  

Aunque muchos creen que se trata de un plato japonés, en realidad procede de Hawái y originalmente era una comida rápida consumida por los nativos para reponer fuerzas y elaborada con pescado crudo condimentado con sal, algas y limu. La palabra poke que le da nombre hace referencia precisamente a esos trozos de pescado en cuadraditos. Con el paso de los años, la receta fue evolucionando y se le comenzó a agregar arroz, verduras y distintas salsas. Actualmente es uno de los platos de moda y muchos lo consideran el nuevo sushi. de ahí que esté en la carta de muchos restaurantes japoneses y que creamos que viene del país del sol naciente. La fiebre del poke se nota especialmente en la cantidad de establecimientos especializados en este tipo de plato que proliferan por las ciudades españolas. ¡Y encima es tan colorido, que queda de cine en el Instagram de la comunidad millennial!

Pero volviendo a sus propiedades nutricionales... ¿es una elección apta para las dietas de adelgazamiento? La respuesta es generalmente sí, aunque hay que vigilar la cantidad de hidratos de carbono y azúcar que aporta si quieres que sea bajo calóricamente. La composición ideal sería un 50% de verduras, un 25% de proteína y un 25% de hidratos de carbono de calidad para que sean verdaderamente saludables y logren mantener los kilos a raya. Aquí van algunas normas para prepararlo de manera adecuada.

Elige bien la base

Normalmente, la base más común del poke es de arroz tipo sushi, que se prepara añadiéndole vinagre de arroz y azúcar entre otros ingredientes, por lo que es recomendable cambiarlo por un arroz integral o quinoa. Aún mejor, sustituir los hidratos de carbono por una base de vegetales, ya sea mezcla de lechugas, espinacas, kale... Recuerda que como ingrediente principal puedes usar atún o salmón, que son los más comunes, pero acepta otros tipos de pescados blancos como la corvina. También se puede hacer de pollo o tofu, este último ideal para los veganos.

Los 'toppings'

Poke bajo en calorías
unsplash.

Es evidente que si utilizamos ingredientes saludables, pero luego añadimos complementos hipercalóricos como cebolla frita o crujiente de tempura, estamos estropeando nuestro plan inicial. ¡No te vengas arriba con los toppings! Recuerda, lo ideal es optar siempre por alimentos frescos y crudos, como tomate, pepino, cebolla, zanahoria, algas, edamame, trozos de fruta, aguacate o semillas como las de cáñamo.

Las salsas

Úsalas con moderación y vigilando bien el aporte calórico. La mejor sería una simple mezcla de aceite de sésamo y soja, en vez de recurrir a otras muy ricas pero que engordan mucho más como la mayonesa, salsa teriyaki, alioli de wasabi o mostaza dulce. 

Continúa leyendo