Vídeo de la semana

Todo lo que tienes que saber sobre la dieta Perricone

Este plan de alimentación no es tanto una dieta sino un estilo de vida. Se centra principalmente en frenar el envejecimiento, pero también es perfecto para perder peso. Te contamos las claves.

La dieta Perricone no está específicamente enfocada a la pérdida de grasa, pero se ha demostrado que seguirla puede hacernos adelgazar. Este plan de alimentación se centra en frenar la inflamación y oxidación celular para conseguir una piel sana y libre de arrugas. Recibe su nombre del dermatólogo y profesor de la Universidad de Michigan Nicholas Perricone.

Aunque la genética y los tratamientos ayudan mucho, la alimentación juega un papel fundamental a la hora de frenar los signos visibles de la edad. Con esta premisa en mente, el dermatólogo Nicholas Perricone desarrolla su famoso plan de alimentación que, más que una dieta, se trata de un estilo de vida y un cambio de hábitos a largo plazo. Dicho plan de alimentación ha ganado popularidad en los últimos años a raíz de que estrellas como Julia Roberts o incluso la Reina Letizia se decidieran a seguirlo. 

Este programa está orientado a mejorar la salud general, conseguir un envejecimiento saludable y potenciar la energía a través de la alimentación. En definitiva, a sentirse mejor con una misma. Todo ello conseguirá retardar y controlar el proceso de envejecimiento, además de adelgazar, aunque ese no fuera el objetivo principal del dermatólogo cuando la creó. La clave, la restricción de las harinas refinadas, el alcohol o el azúcar en favor de otros alimentos mucho más saludables como las verduras y la fruta. De este modo evidentemente se consigue perder peso sin necesidad de seguir esta dieta ni ninguna otra. 

Cómo seguir la dieta Perricone

Las pautas generales a seguir son el consumo de proteínas de buena calidad, carbohidratos de bajo índice glucémico y grasas saludables. Eso sí, es importante seguir un orden específico. El Doctor Perricone aconseja tomar en primer lugar las proteínas, pues de este modo se ayuda al proceso de digestión. A continuación han de consumirse las fibras y en último lugar los hidratos de carbono complejos. 

Hay ciertos alimentos clave en la dieta Perricone. Uno de ellos es el salmón, muy recomendado gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antiedad. Eso sí, es importante que sea salvaje, pues estos ejemplares contienen mayor cantidad de omega 3. El aceite de oliva tampoco podía faltar en este plan de alimentación debido a las propiedades antioxidantes que le confieren sus polifenoles. Si hablamos de antioxidantes, no podemos dejar fuera los frutos rojos ni el chocolate negro (este último en pequeñas cantidades), dos de los alimentos estrella de la dieta Perricone. Para hidratar la piel desde dentro y conseguir que se vea luminosa, las verduras de hoja verde también son de gran ayuda. También se recomiendan los lácteos orgánicos sin edulcorantes por sus bacterias beneficiosas para la salud intestinal, copos de avena por su papel como reguladores del azúcar en sangre y la cúrcuma por su acción antiinflamatoria. 

Si eres de las que adora el café, este punto no te va a gustar nada. La dieta Perricone propone eliminar esta bebida de la dieta, puesto que aumenta la tensión y provoca un aumento de la insulina. El famoso dermatólogo aconseja sustituirlo por el té verde para evitar el aceleramiento del envejecimiento y acelerar el metabolismo. Asimismo es recomendable beber entre ocho y diez vasos de agua al día y hacer al menos media hora de ejercicio combinando cardio, vigor muscular y flexibilidad.

En conclusión, ¿es necesarios seguir la dieta Perricone para tener un peso saludable y una piel bonita? Realmente no, basta con tener un estilo de vida sano a largo plazo sin esperar milagros en tiempo récord.

Continúa leyendo