Nutrición

17 adornos navideños hechos con comida

El árbol de Navidad, el portal de Belén, las coronas de Navidad, los centros de mesa, las guirnaldas, las velas…son algunos de los adornos navideños más frecuentes, sin embargo, podemos darle un toque diferente, original y exclusivo a nuestra decoración navideña si recurrimos a hacer adornos comestibles o hechos con comida.

Probablemente, ya hayas visto en más de una ocasión árboles de Navidad de los que cuelgan galletas de jengibre o bastones de caramelo. También habrás visto piñas secas, de color natural o pintadas, en centros de mesa o también en el árbol, pero no son las únicas opciones. ¿Sabías que unas simples palomitas de maíz te pueden servir para hacer una bonita y decorativa guirnalda? ¿O que unas simples chucherías pueden quedar de lo más mono en un tarrito de cristal?

Las socorridas galletas de mantequilla, el fondant y los colorantes alimenticios son grandes aliados para sorprender esta Navidad a tus invitados con una decoración distinta y sorprendente, eso sí, puede que alguien caiga en la tentación y te quedes sin algún adorno... Los sprays de pintura, sobre todo dorada y plateada, serán también el complemento perfecto para tu decoración de Navidad.

No es necesario gastarse mucho dinero en decoración navideña, ya que con creatividad, ingenio, paciencia y algo de tiempo, podemos crear adornos de Navidad con alimentos y comida que, en muchos casos, además de decorar, podremos comernos después. ¡Dos en uno! Y hay mucho más: frutos secos, fruta, pasta, huevos, canela…casi cualquier alimento puede servirnos para hacer ornamentos bonitos y prácticos.

¿Te animas a intentar hacer adornos navideños comestibles, diferentes y llamativos este año? Tenemos las mejores ideas para tu casa: las puedes reproducir tal cual o ayudarte de tu ingenio para modificarlas un poco y darles tu toque personal. Toma nota, ponte manos a la obra y tu casa estará radiante esta Navidad y además…¡muy apetecible!