Nutrición

¿El queso caduca? Así se conserva cada tipo de queso

Cuando hablamos de queso estamos haciendo referencia a un alimento lácteo que está “vivo”, que va evolucionando a medida que va pasa el tiempo. En función del tipo de queso que se trate, a medida que pasan los días -o los meses- va adquiriendo diferente sabor y textura. Pero, no hay que olvidar, que esto no quiere decir que el queso no caduque y que no se ponga malo. Aunque, generalmente los quesos se mantienen en perfecto estado mucho tiempo (especialmente las opciones con mayor curación), también caducan.

Así evoluciona el queso con el paso del tiempo

No es lo mismo un queso fresco que uno curado, ni uno de pasta blanda o uno de pasta dura. Y su conservación es bien distinta. Como regla general hay que saber que a mayor curación, más tiempo durará el queso en perfecto estado (si se conserva en condiciones óptimas, claro) y a menor curación menos tiempo dura en buen estado.

Además, de que su sabor y textura cambian a medida que pasa el tiempo y que aunque tenga moho se puede comer (quitando la parte con moho, claro), hay que tener claro que el queso tiene una fecha de caducidad o de consumo preferente, que varía en función del tipo de queso de que se trate.

Otra cosa a tener en cuenta es que la forma en que lo almacenemos también tendrá mucho que decir. No es lo mismo dejar el tiempo guardado en la nevera, que tenerlo en la encimera a temperatura ambiente. Y aquí surge otra duda, ¿se puede congelar? Esta es otra de las preguntas que muchas veces nos hacemos cuando tenemos grandes cantidades de queso y no sabemos si nos dará tiempo a comerlo antes de que empiece a perder propiedades.

En esta galería respondemos a todas estas preguntas sobre el queso para disfrutar de esta delicia en su momento óptimo. ¿Tú también adoras este ingrediente? Pues sigue leyendo…