Comer de tupper no es sinónimo de comer mal con estas recetas

Déjate de platos aburridos o comidas simplonas y ultraprocesados, te enseñamos qué recetas funcionan mejor para preparar tuppers y que podrás versiona de una mil y maneras.

En la oficina, en la universidad, en cualquier momento en el que no podamos comer en casa… El tupper puede convertirse en nuestro aliado esos días en los que nos vemos obligadas a comer fuera sea cual sea el motivo. A priori, puede parecer que comer de tupper implica comer peor (ya sea porque nos falte tiempo al prepararlo o porque nos decantemos por recetas simplonas), pero en absoluto tiene por qué ser así. Te enseñamos cuáles son las opciones que mejor funcionan cuando no puedes comer tranquilamente en tu sofá. Y te avisamos... Vas a hacerte muy fan.

Anota estas ideas...

Ensalada de pasta

La pasta es un alimento básico e ideal para ser transportado, y además es igualmente deliciosa servida tanto fría como caliente. Es muy sencilla de preparar y con ella como ingrediente base puedes elaborar muchos platos. Por ejemplo, puedes hacer una cantidad generosa y hacer tuppers de ‘plato único’ como la ensalada de pasta clásica, ensalada de pasta con brócoli y huevo picado, pasta con aguacate, tomate y lima… Eso si te decantas por recetas frías, ya que si en tu lugar de trabajo tienes la opción de calentar tu comida, podrás preparar otras con carnes, salsas, etc.

Ensalada de arroz

Para tus elaboraciones con este ingrediente, opta por arroz integral con alto contenido de fibra para que te sientas satisfecha toda la tarde para evitar ese apetito insaciable que a veces nos entra a media tarde si no hemos comido bien. Puedes preparar la ensalada con tus ingredientes favoritos, por ejemplo: salmón y arroz integral, de lentejas y queso feta con remolacha, con brócoli y langostinos ligeramente picantes… Eso sí, después de tener listo el arroz, enfríalo rápidamente y consérvalo en la nevera para evitar cualquier tipo de intoxicación alimentaria.

Wrap… ¡de lo que quieras!

Otra opción que además de rica resulta divertida es llevar una tortita (como la de los burritos, por ejemplo, que puedes encontrar en cualquier supermercado) y transportar aparte tu relleno favorito. ¡Con un golpe de calor al microondas estará todo listo! Puedes hacerlo de tiras de pollo con pimiento rojo y aguacate, de arroz con frijoles y taquitos de ternera en salsa… Incluso adaptarlo a tus preferencias para hacerlo veggie

Sándwiches originales

Olvídate de los sándwiches de la máquina expendedora o el típico bikini de jamón y queso que puede resultar aburrido o más bien demasiado clásico. Si quieres preparar un bocado original, ¿por qué no preparar una pitta con falafel y hummus? O si eres amante de lo tradicional, un sándwich club, por ejemplo. Te recomendamos conservar el pan y el relleno en cuestión por separado para que el pan no esté húmedo a la hora de comer.

Sopas frías (o calientes)

Esto incluye caldos, cremas, y demás platos líquidos. De primeras puede dar un poco de miedo que se salgan dentro de nuestro bolso pero para evitar fugas, utiliza un termo con un sello hermético. Además son platos que, una vez hechos (puedes prepararlos en lotes) puedes congelar sin problema para llevarlos donde quieras.

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo