Revista Mía

Té de rosa mosqueta: estos son todos sus beneficios

A esta saludable bebida se le atribuyen numerosas propiedades antioxidantes, pero hay mucho más que debes saber sobre ella.

Están disponibles todo el año, pero ahora que llega el frío es cuando más nos apetece disfrutar de nuestra infusión favorita. Son económicas, naturales, fáciles de preparar y tienen un montón de beneficios. ¿Qué más podemos pedir?
Cada una de las hierbas que añadimos al agua caliente transfiere sus propiedades a esta, por lo que consumir infusiones con regularidad es muy recomendable para nuestra salud. Eso sí, recuerda que no conviene abusar (el exceso de infusiones podría tener efectos perjudiciales sobre el organismo). Hoy te hablamos del té de rosa mosqueta. Hasta ahora, asociábamos la rosa mosqueta a la cosmética, pues está presente en numerosas cremas y aceites, a las que aporta propiedades regeneradoras y calmantes. Sin embargo, en los últimos tiempos, el té de rosa mosqueta se ha puesto de moda por ser una de las bebidas más saludables.
La rosa mosqueta,  Rosa eglanteria o Rosa rubiginosa, es un arbusto silvestre perteneciente a la familia de las rosáceas. Es originaria de Europa del Este, aunque a día de hoy también es popular en América, Asia y norte de África. Esta planta medicinal se utiliza en la medicina popular por sus propiedades y beneficios para la piel. También es muy apreciada en la gastronomía, especialmente para la preparación de mermeladas y licores.
A diferencia del aceite, la infusión de rosa mosqueta se prepara mezclando los frutos,  las flores y las semillas de la rosa mosqueta.  ¿Quieres conocer todos sus beneficios? ¡Sigue leyendo!
  • Es una bomba de antioxidantes. Desde hace siglos, la rosa mosqueta se conoce como "el fruto de la eterna juventud", debido a su elevado contenido en antioxidantes, presentes especialmente en su escaramujo. Estas sustancias antioxidantes son las encargadas de proteger el organismo frente a los radicales libres, responsables del daño celular. 
  • Es diurética. Como cualquier infusión, la de rosa mosqueta nos ayuda a combatir la retención de líquidos, un aspecto clave a la hora de perder peso. 
  • Es fuente de vitaminas. Además de betacarotenos (precursor de la vitamina A, que ayuda al mantenimiento de la piel y los ojos), la rosa mosqueta también es una buena fuente de vitamina C, que nos ayuda a mantener el sistema inmune en buenas condiciones combate los síntomas de la gripe y resfriados.
  • Es beneficioso para la salud digestiva. Si bien no es milagroso, el té de rosa mosqueta puede ayudar a aliviar molestias del sistema digestivo tales como acidez, calambres abdominales e hinchazón. Esto es debido a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Además, está indicada en casos de estreñimiento debido a su ligero efecto laxante.
Como hemos visto, el té de rosa mosqueta tiene un montón de propiedades, pero esto no significa que sea milagroso ni que por sí mismo pueda curar enfermedades, sino que en el contexto de una dieta equilibrada puede contribuir al bienestar.
El té no es la única manera de beneficiarnos de las múltiples propiedades de la rosa mosqueta, y es que el escarmujo de la planta también se comercializa machacado en forma de polvo. Se trata de un buen complemento para añadir a los yogures, a los batidos de proteína que te preparas en casa o incluso al porridge de avena que te tomas de desayuno cada mañana.
tracking