Dónde comprar el mejor chocolate en Madrid

¿Eres fan de este delicioso alimento? Entonces tienes que fichar estos locales de la capital.

¿A quién no le gusta el chocolate? Este delicioso alimento conquista los paladares de pequeños y no tan pequeños. Si eres como nosotras, seguro que buscas cualquier ocasión para tomarte un poquito. Aunque en ocasiones se considera un alimento prohibido debido a su alto aporte calórico, lo cierto es que el chocolate también puede ser muy saludable si sabemos elegir. 

Los expertos en nutrición recomiendan elegir chocolate con mayor cantidad de cacao en su composición (preferentemente con un porcentaje superior al 70%). Es precisamente gracias a este componente al que debemos la mayoría de sus beneficios. Entre ellos, destacan su poder antioxidante gracias a los polifenoles, flavonoides y catequinas. Además, los flavanoles naturalmente presentes en el cacao son muy beneficiosos para la salud del corazón, pues ayudan a disminuir la presión arterial elevada y el colesterol alto. En la piel también hace maravillas, pues la protege del sol gracias a los flavonoides. Por si fuera poco, el chocolate negro también puede ser un buen aliado a la hora de adelgazar ya que favorece la sensación de saciedad. Y además, está delicioso, así que no necesitamos más para convertirlo en uno de los nuestros snacks favoritos (con moderación, por supuesto).

Si a ti también te encanta disfrutar de un buen chocolate (¿a quién no?) y vives en Madrid, entonces esto te va a interesar mucho. Te contamos dónde puedes comprar el chocolate de la mejor calidad en la capital. Ficha estos sitios, si es que no lo habías hecho ya, porque se van a convertir en tus favoritos a partir de ahora.

Cacao Sampaka

Es una de las mejores tiendas de chocolate artesanal en Madrid, aunque también cuentan con locales en Barcelona y Valencia. Fuera de España, su cacao se comercializa en Arabia Saudí y Japón. Su local madrileño, próximo a la parada de metro de Alonso Martínez (Orellana, 4) es un verdadero paraíso para los amantes del buen chocolate. Allí encontrarás todo tipo de productos con el cacao como protagonista. Entre ellos, tabletas de diferentes sabores como frambuesa, capuccino o chocolate con flor de azahar. Además, en su cafetería podrás encontrar propuestas de lo más originales como un sándwich de cacao amargo o un chocolate a la taza con regaliz, además de deliciosos bombones.

Bombonería La Pajarita

La Pajarita es una de las tiendas más clásicas de Madrid. Abrió sus puertas en 1852 en plena Puerta del Sol y a finales de los años 60 se trasladó al barrio de Salamanca. Entre sus especialidades se encuentran, además de sus famosos caramelos, los bombones de licor, las trufas de Bourrougnoie de naranja y chocolate, sus tronquitos o las flores de chocolate. Y, por supuesto, también tienes que probar sus míticas chocolatinas con forma de pajarita.

Chocolat Factory

En Chocolat Factory solo trabajan con el cacao de la más alta calidad, procedente de Mali, Nigeria o Sierra Leona. Entre sus creaciones encontrarás verdaderas obras de arte tan logradas que incluso te dará pena comértelas, por ejemplo, jarrones de chocolate, pelotas de golf, monas de pascua con forma de tiranosaurio Rex e incluso invitaciones de boda. Además de estas originales propuestas, también encontrarás las de toda la vida, como trufas, fondues para llevar o tabletas.

Oriol Balaguer

Considerado uno de los mejores pasteleros del mundo, Oriol Balaguer ha recibido varios premios por su buena mano con la repostería. Uno de ellos es el de Mejor Chef Pastelero que le fue otorgado en 2018 por la Academia Internacional de Gastronomía. Por tanto, no podíamos hablar de chocolate sin mencionarle a él, uno de los expertos en esta materia. Su croissant es uno de los mejores que puedes probar en Madrid, pero también tienes que probar sus trufas heladas, sus tabletas de chocolate y su famosísima tarta 8 texturas de chocolate.

Chocolala Belga

En pleno barrio de los Austrias, este pequeño obrador es uno de los templos del chocolate en Madrid. En sus orígenes estaba en manos de Paul Héctor, chocolatero belga que más tarde se la dejaría a Mambaye Boye, un pastelero senegalés que vino a España para aprender el oficio. Tienes que probar las trufas rubí de color rosa y, por supuesto, las tabletas de chocolate belga.

Continúa leyendo