Receta de batido de aguacate y mango: ideal para el verano

De textura cremosa y suave y sabor delicioso, este batido de aguacate y mano es una bebida refrescante ideal para el verano. Descubre cómo puedes hacerlo fácilmente en casa.

El aguacate es una fruta deliciosa que destaca por su elevado contenido en grasas saludables, a diferencia de otras frutas que contienen principalmente azúcares. Originaria de México, también es popularmente conocida con el nombre de “oro verde”, dado que su producción en este país es muy importante, y su mercado floreciente.

Aunque podemos encontrarlo durante todo el año es cierto que se trata de un alimento de temporada, la cual se extiende desde los meses de octubre a abril. 

Desde un punto de vista nutritivo, no hay duda que el aguacate está repleto de cualidades nutricionales, además de diferentes beneficios para la salud. Aunque es conocido por su alto contenido graso (motivo por el cual suele ser denostado en muchas dietas, erróneamente), los lípidos que contiene son, en su mayor parte, ácidos grasos insaturados, que proporcionan propiedades cardioprotectoras, que ayudan a incrementar el colesterol HDL y disminuir el colesterol LDL.

También es una fuente excelente de vitamina E, una vitamina liposoluble con reconocidas cualidades antioxidantes, eficaz para la protección de las células del daño causado por los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro, además de enfermedades cardíacas y ciertos cánceres. 

Y contiene igualmente cantidades interesantes tanto de fibra como de vitamina K, que hacen que el aguacate ayude a regular el nivel de azúcar en sangre, convirtiéndose en un aliado muy saludable contra la diabetes.

Aunque para consumirlo basta únicamente con partirlo por la mitad y añadir un poco de sal por encima (si es sal yodada mejor), también es delicioso cuando lo cortamos en varios trozos y lo servimos en una ensalada. Pero es cierto que, últimamente, los batidos de aguacate se están poniendo muy de moda.

Y, en esta ocasión, optamos por combinarlo con mango, una deliciosa fruta tropical que a muchos recuerda a los meses de verano, y que le confiere a nuestra receta un exquisito sabor, aroma y todo su poder endulzante.

Aguacate y mango
Foto: Istock

De hecho, se trata de una de las frutas tropicales más consumidas en el mundo después del plátano. Y su pulpa jugosa y anaranjada se convierte en una fuente excelente de fibra y de vitamina C, además de destacar por su contenido en yodo, esencial para el buen funcionamiento de la tiroides. 

Existen infinidad de opciones a la hora de elaborar un batido de aguacate y mango. En el caso del batido, por ejemplo, es común optar por la leche (o bebida vegetal) o incluso yogur para elaborarlo, mientras que, si se trata de un smoothie, lo ideal es elaborarlo con algún jugo de fruta neutro, como podría ser el caso del jugo de manzana. Además, es común que se utilice mango congelado, una opción única para proporcionarle cierto poder refrescante.

Receta de batido de aguacate y mango

Una de las claves de cualquier batido es la inclusión en la receta de leche (que puede ser de origen animal o cualquier tipo de bebida vegetal), y / o yogur, que le confiere una textura algo más cremosa. 

Dado que el aguacate es una fruta con una textura suave, es cierto que en la mayoría de las elaboraciones es común que confiera a la preparación una consistencia bastante cremosa, que mejora todavía más cuando añadimos yogur griego. Y un buen ejemplo lo encontramos en la siguiente receta.

Ingredientes:

  • 1 taza de mango congelado
  • ½ taza de aguacate
  • ½ taza de yogur natural (o yogur griego)
  • 1 taza de leche (puede ser bebida vegetal o leche de coco)
  • 1 cucharadita de miel (opcional)

Elaboración:

Comenzamos partiendo el aguacate por la mitad y cortamos en varios trozos una de las dos mitades. Seguidamente, colocamos todos los ingredientes en la licuadora, y mezclamos bien hasta que se forme una crema suave y homogénea. 

En caso de que haya quedado un poco espeso puedes añadir un poco más de leche o bebida vegetal, y volver a mezclar de nuevo hasta que todos los ingredientes se combinen bien otra vez.

Y si deseas optar por elaborar un exquisito smoothie de aguacate y mango, en lugar de un batido, puedes sustituir la taza de yogur natural por media taza de hielo, reducir la leche o bebida vegetal a la mitad, y añadir la mitad de un plátano congelado. El resultado es aún mejor si cabe.

Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo