Puré de patata con ajos tostados y almendras

Un simple puré de patata, pero con un toque 'spanish' muy apetecible. Puedes servirlo como plato, como guarnición para carnes o pescados o como picoteo untándolo en pan tostado.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Patatas
Vegetarianos
Sin gluten

Ingredientes:

  • 1 kg de patatas harinosas
  • 1 cabeza de ajos
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 100 gr. de almendras tostadas y molidas
  • Sal

Elaboración:

  1. El primer paso para elaborar esta sencilla receta es hornear a 180 ºC la cabeza de ajos -sin pelar- envuelta en papel de aluminio, con un chorrito de aceite de oliva, durante 20 minutos o hasta que al tocarla se note que los ajos están tiernos.
  2. Una vez hecho esto, el siguiente paso es pelar las patatas, partirlas en trozos grandes y cocerlas en agua con sal. Después, las escurrimos y las pasamos por el pasapurés o por un prensapatatas junto con 3 o 4 dientes de ajo asados ya pelados. Sazonamos con sal.
  3. A continuación, agregamos las almendras molidas y removemos añadiendo aceite de oliva hasta que se emulsione.
  4. Servir con un chorrito de aceite por encima.

Consejos para hacer este puré de patata con ajo

- Este puré se utiliza generalmente como una guarnición para acompañar carnes sobre todo, pero también se puede untar en pan tostado y servir en forma de tostas como picoteo o como entrante.

- Recomendamos utilizar patatas harinosas porque son las ideales para hacer purés y guisos, ya que son las que ayudan más a espesar gracias a su alto contenido en almidón. Un truco para saber si una patata es harinosa es cortarla por la mitad y frotar el interior de ambas partes entre ellas: si producen espumita es que lo son.

- Si lo prefieres, también puedes hacer esta receta utilizando ajo negro, un tipo de ajo muy utilizado en cocina que es perfecto para utilizar en guisos, hacer cremas o en revuelto de verduras. Aporta un ligero sabor a regaliz que le da un toque especial a este plato. Además, este tipo de ajo tiene numerosos beneficios para la salud. Si lo deseas, puedes saber más acerca del ajo negro en nuestro artículo “El ajo negro, ¿sabías que cuida tu corazón?”.  

- Además de ricas en fibra, calcio y antioxidantes (vitamina E), las almendras contienen gran cantidad de triptófano, con lo que se favorece la producción de serotonina (un neurotransmisor que nos ayuda a controlar el estrés y la ansiedad). Por eso es bueno incluirlas en nuestra dieta habitual. Solo debes tener cuidado en no pasarte porque son muy energéticas (612 calorías por cada 100 g). Entre 6 y 12 piezas es la cantidad recomendada.

- Para conseguir un aceite con mucho sabor, solo tienes que echar en la aceitera unos dientes de ajo. Déjalo macerar para que coja el sabor del ajo y después guárdalo en la nevera más o menos dos semanas, entonces estará listo para utilizar; le dará un sabor diferente a tus ensaladas, por ejemplo, o podemos utilizar este aceite para rociar nuestro puré con él y darle más sabor.

- Si lo deseamos, también podemos añadir alguna especia a nuestro puré, como una pizca de pimentón de la Vera, un poquito de perejil o un poco de comino. Si apostamos por estas especias tenemos que utilizar muy poca cantidad, ya que el sabor protagonista en este puré debe ser el del ajo.

Continúa leyendo nuestras recetas...