5 ensaladas verdes que deberías probar

Recetas variadas, fáciles de hacer en casa, saludables y todas ellas garantía de éxito en cuanto al sabor. ¿Te animas a probarlas?

Ensalada
Depositphotos

Para hacerse una ensalada de base verde rica no hay que complicarse la vida o ser muy exótico, aunque para esto último tienes recursos sencillos como el consultar las ensaladas verdes más originales de Jamie Oliver, por ejemplo.

A nosotros nos gustan los clásicos y por eso en una selección de cinco favoritas no puede faltar el guiño a una de las mejores huertas del mundo, la nuestra. Pero además hay otras formas magníficas de crear platos muy nutritivos y de sabor sobresaliente a los que se pueda llamar con todas las de la ley “ensalada verde”. Y no, no vamos a incluir a la mítica ensalada César, que además no siempre está tan rica como la pintan. 

Aquí va nuestro top five.

Espinacas, pollo a la plancha, garbanzos y vinagre de Módena

El pollo en las ensaladas hace que mucha gente las vea con otra cara, y con esta receta se evita que esté empanado. Solo tienes que cocer unos garbanzos, o usar un bote de precocidos, servirlos sobre una base de espinacas frescas, añadir el pollo troceado y ligar con vinagre de Módena. Rápido, rico y nutritivo. 

Brotes tiernos, tomate, queso feta, aguacate machacado, nueces y hierbas

Más elaborada en cuanto a los ingredientes es esta ensalada que admite variantes en cada uno de los alimentos titulares de la receta. Los brotes tiernos pueden cambiarse por otra hoja verde, el feta por un queso de cabra o fresco, y el aguacate por la manzana, por ejemplo, aunque servir a este machacado lo convierte en el ingrediente clave porque liga la ensalada. Un puñado de frutos secos al gusto, que no falte el tomate, y si quieres, puedes rematar la ensalada con hierbas al gusto.

Rúcula, pimientos asados, burrata y pesto

Una tercera opción como base, para que los que odian el verde vean que hay muchísimas opciones, mezclada en este caso con pimientos rojos asados, burrata y pesto casero. Si la burrata es muy acuosa conviene sustituirla por mozzarella de búfala. Y aunque puedes obviarlo, acabar la ensalada con un pesto casero clásico es una idea sublime. 

Mezcla de lechugas, perdiz escabechada, naranja, pasas y anacardos

Esta ensalada lo tiene todo. Es nutritiva, original, atractiva a la vista y saludable. La clave es la mezcla de la perdiz escabechada, una de esas conservas muy nuestras que son oro, con la naranja laminada. Sirve con un poco del escabeche de la perdiz por encima y tendrás la ensalada verde perfecta para una cena casera con invitados de buen paladar. 

Ensalada murciana con hoja verde

Queríamos incluir un clásico en esta lista y la ensalada murciana lo es. Huevo duro, cebolleta, atún, tomate y aceitunas negras, además de un buen aceite de oliva virgen extra, se combinan en la que es una ensalada perfecta, pero no le va mal tampoco incluir como base lechuga, como si de una ensalada mixta se tratase, en un momento dado. Es una forma interesante de cambiarle la cara, aunque solo sea por un día.

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo