Ensalada de sandía, pepino y queso feta

Una ensalada que sabe a verano, con la sandía como protagonista. Refrescante, saludable y muy nutritiva. ¡No te la pierdas!

Ensalada de sandía, pepino y queso feta

Tiempo de preparación:

10 min

Tipo de receta:

Fruta

Receta para 4 personas

Apto para celiacos

Apto para vegetarianos

Light

Económica

Ingredientes:

  • 40 gr. de pepino
  • 100 gr. de sandía
  • 5 gr. de cebolla roja
  • unas hojas de cilantro fresco
  • 25 gr. de queso feta
  • sal al gusto
  • pimienta al gusto.

Elaboración:

  1. Cortar una lámina de sandía y cortarle los bordes dejándola de forma rectangular.
  2. Por otra parte, cortar el pepino en láminas con parte de la piel.
  3. Pelar y cortar en tiras la cebolla morada y reservar.
  4. Colocar en un plato liso la base de sandía, encima poner unas láminas de pepino cubriendo toda la sandía y en la parte más alta dejar caer unos aros de cebolla y el queso feta desgranado.
  5. Picar un poco de cilantro y añadírselo sobre el resto de ingredientes.
  6. Salpimentar la ensalada a gusto.

Más ideas para hacer esta ensalada:

Se puede aliñar con unas gotas de aceite de oliva virgen extra e incorporar unos frutos secos tostados.

- Receta proporcionada por: Nutrición Center.

¿Por qué incluir la sandía en la dieta?

La sandía es una fruta de verano deliciosa que, además, es saludable, nutritiva y muy ligera. Prácticamente el 90 % de su contenido es agua, por lo que tiene muy pocas calorías. Solo aporta 30 calorías por cada 100 gramos. Sus propiedades diuréticas la hacen perfecta para las personas que quieren perder peso.

Además, destaca su alto contenido en antioxidantes, en vitaminas, entre ellas la A, las del grupo B y la vitamina C, es rica en minerales, como el potasio y el manganeso, y una buena fuente de licopeno.

Consejos sobre la ensalada de sandía, pepino y queso feta:

Las ensaladas, que muchas veces nos parecen aburridas, admiten mil opciones y combinaciones sorprendentes. En este caso proponemos una que sabe a verano, refrescante, nutritiva y muy original.

La primera clave para conseguir un plato delicioso está en elegir una buena sandía, dulce y jugosa, ya que es la base de este plato.

Con respecto a la cebolla se usa cebolla roja para evitar el picor de la blanca, aunque si optas por esta última hay un truco infalible para quitarle parte de la fuerza a este ingrediente.

El pepino aporta frescor la ensalada, en contraste con el dulzor de la sandía y el queso feta es un queso blando de origen griego que tiene un sabor potente y que da un toque muy interesante a este plato.

Y con respecto al cilantro, es un ingrediente del que se puede prescindir sin problema (o se puede sustituir por un poco de perejil). Con esta hierba no hay medias tintas: o la amas o la odias (en este caso es posible que sufras cilantrofobia). Si estás en el primer grupo, te parecerá tremendamente refrescante, por el contrario si eres de sus detractores es posible que te sepa a jabón y no te apetezca mucho añadirla.

Esta ensalada, además, es perfecta para servir en ocasiones especiales. En comidas con amigos se puede presentar en formato “finger food” (raciones individuales) para que cada comensal pueda coger su porción y comerla de un bocado. ¡Totalmente irresistible!

Etiquetas: Ensalada, Fruta, Frutos secos

¿Quieres ver más recetas?

Buscar por...

recipe_post_search

Continúa leyendo nuestras recetas...

Contenidos similares

COMENTARIOS