Ensaladilla de atún, maíz y guisantes

Dale un toque diferente a la ensaladilla de siempre añadiéndole atún, maíz y guisantes. Si la presentas tan bonita como en la imagen, ¡tendrás un platazo digno de una mesa de fiesta!

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Verduras

Ingredientes:

  • 2 latas de atún en aceite de oliva
  • 1 lata de maíz en grano
  • 3 zanahorias
  • 150 g de guisantes
  • 2 patatas grandes
  • 8 aceitunas rellenas de anchoa
  • 2 dl de mayonesa
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • unas gotas de tabasco
  • sal
  • pimienta molida
  • galletas de sésamo.

Elaboración:

  1. Poner a cocer las patatas sin pelar en agua con sal hasta que queden muy tiernas. Una vez listas, sacar y dejar enfriar.
  2. Raspar las zanahorias y cocerlas en agua con sal hasta que estén muy blandas. Repetir la operación con los guisantes. Dejar enfriar ambas verduras.
  3. Escurrir el atún y pasarlo a un bol grande. Pelar las patatas, trocearlas y ponerlas en el bol junto con las zanahorias cortadas en trozos.
  4. Machacar ligeramente con un tenedor mezclando los dos ingredientes con el atún desmenuzado.
  5. Añadir el maíz, los guisantes escurridos y las aceitunas picadas y remover muy bien.
  6. Mezclar la mayonesa con el zumo de limón y el aceite; sazonar con sal, pimienta molida y tabasco.
  7. Incorporar la salsa al bol y remover la ensaladilla.
  8. Servir bien frío con galletas saladas de sésamo.

Cómo preparar una ensaladilla perfecta

Para conseguir una ensaladilla deliciosa es fundamental: 

Usar mayonesa casera es muy importante ya que la salsa base que le da un toque especial a esta receta. La cantidad de mayonesa debe estar muy bien medida, no hay que pasarse ni quedarse cortos. No vale hacer una ‘sopa’ de mayonesa con verduras flotando, ni una mezcla digna de tapar agujeros. Tiene que quedar una ensaladilla jugosa, es uno de los grandes secretos de este plato tan típico de la cocina española.

Con el atún es básico apostar por un atún de calidad que tenga sabor y que esté conservado en un buen aceite de oliva.

Con respecto a las verduras, lo mejor es usar verduras frescas, siempre que sea posible, y es clave controlar muy bien los tiempos de cocción, para que queden en su punto. Cortarlas en dados pequeños es otra de las claves de esta receta. De esta manera los sabores se integrarán muy bien en el plato.

En nuestra propuesta le añadimos un toque de picante, con unas gotas de tabasco. Si en casa no sois muy amantes del picante, podéis prescindir de este ingrediente.

Una vez lista, hay que guardarla en la nevera para que esté bien fría en el momento de servir. Por lo que merece la pena hacerla unas horas antes de comerla, incluso mejor de un día para otro. 

Tal y como apuntamos al principio, si quieres prepararla para una comida especial, puedes servirla presentada con un aire moderno, como en la imagen, e incluso presentarla en formato individual. Es un plato de siempre que gusta a todos y que con estos toques queda absolutamente de lujo.

Continúa leyendo nuestras recetas...