Pimientos rellenos extrarrápidos

Utiliza el atún en aceite de oliva, no en girasol. Escúrrelo bien, para que la mezcla no tenga una textura demasiado untuosa.

Ingredientes:

  • 1 lata de pimientos del piquillo
  • 2 latas de atún en conserva
  • 200 g de queso crema
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
Tiempo de preparación: 10 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Verduras

Elaboración:

  1. Pon a escurrir los pimientos del piquillo. En un bol, desmiga el atún escurrido previamente y añádele el queso crema, hasta obtener una masa homogénea. Mezcla bien y salpimienta.
  2. Procede a rellenar los pimientos. Puedes hacerlo con una manga pastelera o con la ayuda de una cuchara. Es importante hacerlo con cuidado, para no romperlos y evitar, así , que se salga el relleno.
  3. Coloca los pimientos en un plato, alíñalos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Decora con perejil picado o alguna hierba aromática.

Otras formas de preparar pimientos rellenos

Los pimientos son verduras muy completas gracias a sus nutrientes esenciales. Además, su versatilidad permite incorporarlos casi en cualquier receta y plato. Por ello, es un alimento indispensable en cualquier cocina.

Su precio es muy económico y está disponible en cualquier supermercado o tienda de alimentación. Si quieres saber más maneras de preparar los pimientos rellenos, te damos ideas para prepararlos de diferentes formas.

De bacalao

Los pimientos rellenos de bacalao son un clásico. Para ello, lo habitual es desmigar el bacalao para luego saltearlo con cebolla. A continuación, lo introduces en los pimientos y están listos. Si lo prefieres, puedes cocinarlos con caldo de verduras.

De merluza y langostinos

Los pimientos rellenos de merluza y langostinos son ideales para un menú de fiesta o para sorprender a tus invitados en una cena. para ello, tienes que trocear los langostinos y dorarlos y partir la merluza en trocitos. A continuación, saltea en una sartén cebolla y dientes de ajo junto a un vaso de vino blanco. Esta mezcla la juntamos con bechamel y el jugo de los langostinos fritos. Cuando la mezcla haya reposado, la introduces en los pimientos y horneas todo durante 10 minutos a 180 grados

De gorgonzola y pera

Esta receta es perfecta para los amantes del queso, aunque si te resulta muy fuerte el gorgonzola, puedes cambiarlo por otro queso. Primero, tienes que saltear las peras con mantequilla, pimienta y sal para hacer la salsa. Preparas una bechamel con gorgonzola, rellenas los pimientos e introduces la mezcla en el horno a 180 grados durante cinco minutos. Cuando esté hecho lo sirves en un plato junto a la salsa de pera preparada anteriormente. El sabor es espectacular y es increíblemente fácil.

De morcilla

Los pimientos rellenos de morcilla son muy habituales en las ciudades del norte de España como León o Burgos. Los matices de la morcilla junto al pimiento son una verdadera delicia para los amantes de la carne y los platos intensos. Para prepararlo, tienes que sofreír puerro, cebolla y ajo junto a la morcilla previamente desmigada. A continuación, añades pasas o manzana picada para aportar unos toques dulces. Por último, rellenas los pimientos y ya están listos. Algunas personas acompañan este plato con salsa de verduras, patata, crema ligera o bechamel, pero es totalmente opcional. 

¿Te animas a probar estos platos?

Continúa leyendo nuestras recetas...