Tournedó de cerdo con ensalada de melón

Prueba nuestro tournedó de cerdo con ensalada de melón, una combinación deliciosa y original que te sorprenderá.

Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
2 comensales
Tipo de receta: Carnes
Sin gluten

Ingredientes:

  • 500 g de solomillo de cerdo (mejor si es ibérico)
  • 4 lonchas de jamón (mejor si es ibérico)
  • 200 g de melón
  • 4 tallos de estragón
  • 20 g de lechuga de hoja de roble
  • 1/2 cucharadita de granos de pimienta rosa
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharada de vinagre de vino blanco
  • Sal. 

Elaboración:

  1. Cortar tiras finas de melón. Este proceso se puede hacer con un cuchillo muy afilado o con ayuda de un pelador o una mandolina.
  2. Lavar y picar el estragón.
  3. Picar los granos de pimienta rosa y mezclarlos con el melón, el estragón y con la lechuga.
  4. Aliñar con el aceite de oliva, el vinagre y la sal.
  5. Colocar las lonchas de jamón sobre la tabla.
  6. Poner el solomillo de cerdo encima (en uno de los extremos) y enrollarlo.
  7. Cortar en medallones gruesos, de 2 o 3 centímetros de grosor.
  8. Poner una cuchara de aceite de oliva en la sartén.
  9. Cocinar el solomillo a fuego medio - alto por ambos lados hasta que éste en su punto.
  10. Añadir un poco de sal durante la cocción.
  11. Servir el tournedó de cerdo con la ensalada de melón.

Trucos y consejos sobre este tournedó de cerdo con ensalada de melón:

El turnedó es un corte transversal que se obtiene del centro del solomillo de ternera o de buey, se prepara también con otras piezas de carne como la cadera. El más popular es el esta carne, sin embargo se puede realizar de otras piezas de carne, como en este caso con el cerdo. Una carne que se utiliza mucho en la gastronomía francesa, su nombre original es “tourner – dos”, que significa volver la espalda.

Cada pieza de carne rodea de una fina capa de tocino, que hace que no se seque durante la cocción y, además, le aporta un sabor delicioso. Generalmente cada medallón suele tener 2 o 3 cm de grosor. Al igual que en esta receta, se puede usar un buen jamón (mejor si es ibérico) cortado en lonchas muy finas o utilizar bacon, que aportará un toque ahumado.

Es una carne que se suele servir muy poco hecha, a menudo se pasa por la sartén para que coja tan solo color por fuera, pero que su interior quede atemperado y prácticamente sin hacer. Aunque el punto de cocción dependerá del comensal, si se quiere más hecha hay que cocinarla a fuego algo más lento para que la carne quede al punto deseado. Eso sí, si te pasas de cocción la carne quedará dura. Si se quiere cocinar el solomillo entero de una vez, se puede hornear envuelto en jamón y sin cortar (de una pieza) sobre una rejilla (para que elimine el exceso de grasa) durante unos 20 minutos a 140 ºC, marcados previamente a la plancha. Después solo hay que dejar la carne reposar cinco minutos y cortar los medallones.

La carne de cerdo combina muy bien con los sabores dulces, así que una ensalada con melón es una gran alternativa. Si no es temporada se puede acompañar de una salsa dulce de frutos rojos o una reducción de vino dulce. ¡Queda de lujo!

Es una plato con admite cualquier tipo de guarnición va muy bien con verduras cocinadas a la plancha o al vapor, patatas o incluso arroz blanco. 

Con este tournedó de cerdo con ensalada de melón, sorprenderás a tus invitados. Una receta original y poco común que rompe con los clásicos. 

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...