5 trucos para preparar arroz con leche

El arroz con leche es uno de los postres más tradicionales de nuestra gastronomía. Su elaboración no tiene dificultad, pero para resultados excelentes toma nota...

5 trucos para preparar arroz con leche

El arroz con leche es uno de los postres más tradicionales de nuestra gastronomía. Su elaboración no tiene dificultad, pero para conseguir unos buenos resultados hay que elegir bien los ingredientes y realizar la cocción de la forma más adecuada. Te damos los trucos.

 

1 - La elección del arroz

 

- Debes utilizar siempre arroz de grano redondo, que contiene más almidón, cuece en menos tiempo y permite obtener un resultado más cremoso.

 

- Si prefieres que los granos queden un poco más firmes en su interior, utiliza arroz arborio, variedad italiana con la que se elaboran los risottos.

 

2 - Ingredientes de calidad

 

- Para conseguir un resultado más cremoso y con más sabor, utiliza leche entera (mejor si es fresca) en vez de leche desnatada.

 

- No te pases con la canela; un palito por litro de leche entera será suficiente.

 

3 - Proporción y cocción

 

- Una proporción con la que siempre acertarás a la hora de preparar una buena fuente de arroz con leche es la siguiente: once partes de leche por cada una de arroz.

 

- Regula el fuego al mínimo para que la cocción sea suave y homogénea. Con una ebullición viva corres el riesgo de que se salga la leche y se queme el arroz.

- Remueve con frecuencia, con cuchara de madera para que los granos de arroz suelten el almidón y la preparación quede cremosa.

 

- El azúcar debe incorporarse al final de la cocción (cuando el grano esté en su punto) y removerse hasta que se disuelva para evitar que se pegue.

 

- Añade la canela justo antes de servir.

 

4 - Ingredientes aromáticos

 

- Los más habituales son la canela (en rama durante la cocción y molida al servirlo) y la corteza de limón o de naranja, que le aportan un toque muy fresco.

 

- Puedes ser un poco más atrevida y añadir un poco de clavo, cardamomo o agua de rosas y, si quieres un arroz excepcional, añadir chocolate fundido o una salsa de caramelo al arroz con leche todavía caliente.

 

- También quedará delicioso y muy suave si, una vez hecho, le añades cuatro cucharadas de nata líquida.

 

5 – Con más sabor

 

Puedes aromatizar la leche con vainilla en vez de canela. También puedes enriquecerlo añadiendo, una vez que lo hayas retirado del fuego, unas yemas de huevo sin dejar de remover para que no se coagulen.

CONTINÚA LEYENDO