Revista Mía

¿Hasta qué punto son los aditivos alimentarios malos para la salud?

Los encontramos en infinidad de alimentos, y se utilizan con distintas finalidades. Pero, ¿son adecuados para la salud?

¿Hasta qué punto son los aditivos alimentarios malos para la salud? (Laura Villanueva)
Seguramente ya hayas visto alguna vez en el etiquetado las famosas “E”. La gran mayoría de las personas identifican a los aditivos alimentarios como uno de los problemas que más inquietan cuando hablamos sobre la seguridad alimentaria. Pero, ¿qué son realmente? ¿son malas para nuestra salud? ¿tengo que evitar comprar productos que contengan aditivos?
Es hora de esclarecer todas estas dudas y hablar de la función que tienen en los alimentos: te contamos todo lo que necesitas saber sobre los aditivos.
¿Hasta qué punto son los aditivos alimentarios malos para la salud?

¿Hasta qué punto son los aditivos alimentarios malos para la salud?Istock

¿Qué son los aditivos?

Los aditivos alimentarios son sustancias que, aunque no se consumen como alimentos como tal, son añadidos en la fabricación de los productos para cumplir una importante función, ya sea para mejorar la inocuidad, frescura, sabor, textura o aspecto del producto.
Para que estas sustancias obtengan la luz verde y puedan ser utilizadas en los alimentos, tienen que pasar por unas rigurosas expediciones de autorización por parte de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) que se encarga de la evaluación y de la Comisión Europea, quien se encarga de la gestión del riesgo. Por tanto, podemos estar tranquilos porque todo aditivo que veamos en los productos, es seguro para el consumo humano.
Además, la legislación europea establece ciertas normas de uso para los aditivos alimentarios. Esto quiere decir que los fabricantes no la pueden utilizar al tuntún y tienen que demostrar la necesidad de estos, ya sea para:
  • Conservar la calidad nutritiva de un alimento
  • Proporcionar alimentos con destino a un grupo de consumidores con necesidades dietéticas especiales
  • Aumentar la estabilidad de un alimento o mejorar sus propiedades organolépticas
  • Favorecer los procesos de fabricación, transformación o almacenado de un alimento, siempre que no se enmascare materias primas defectuosas o prácticas de fabricación inadecuadas.

¿Qué necesitamos conocer sobre las “E” del etiquetado de los alimentos?

Todos los aditivos aprobados por la UE tienen asociado un código específico, formado por la letra E seguida de 3 números. El primer número corresponde a las diferentes categorías que existen y aquí dejamos una mini guía para no volvernos locos en el supermercado e identificar qué significa cada uno:
E1XX: Colorantes
Su único fin es teñir de algún color el alimento, ya sea con un colorante natural o artificial. Están los E100-109 (color amarillo), los E110-119 (color naranja)… Los podemos encontrar en productos como patés, embutidos, yogures…
E2XX: Conservantes
Estos aditivos impiden el crecimiento de bacterias, hongos y levaduras, por lo que aumentan la vida útil del producto. Tenemos el E210-219 (benzoatos), E270-279 (lactatos)… Algunos productos como productos cárnicos, pizzas, sándwiches preparados… lo tienen.
Tipos de aditivos alimentarios

¿Sabes realmente cuántos tipos de aditivos alimentarios existen?Istock

E3XX: Antioxidantes
Evitan la oxidación de las grasas y previenen la formación de compuestos tóxicos en los alimentos. Están el E330-339 (citratos y tartratos), E340-349 (fosfatos)… Alimentos como el tomate frito, guacamole… suelen llevar este aditivo.
E4XX: Espesantes, estabilizantes y emulsionantes
Sirven para mejorar la textura del producto, como por ejemplo E410-419 (gomas), E470-489 (ácidos grasos)… Lo podemos encontrar en salsas como la mayonesa, helados, yogures…
E5XX: Reguladores de acidez
Hay algunos alimentos que son ácidos por naturaleza, por lo que se consigue con este aditivo regular el sabor. Tenemos el E500-509 (ácidos minerales), E550-559 (silicatos)… Suelen tener reguladores de acidez los productos como chocolates, tomate frito, bollería…
E6XX: Potenciadores de sabor
Son los aditivos engañosos por excelencia, ya que se emplean para aumentar el sabor de los productos. Está el conocido glutamato y sus sales (E620-625). Varios de los productos tipo sopas, patatas fritas, croquetas, embutidos, encurtidos, pastillas de caldo… tienen potenciadores de sabor.
E9XX: Varios
Varios aditivos entremezclados como por ejemplo los edulcorantes, con poder endulzante mucho mayor al del azúcar con cantidades menores. Los podemos encontrar como E950-969 y los podemos ver sobre todo en productos “sin azúcares”.
Ahora ya conoces qué son los aditivos, para qué se usan y cómo se determina su seguridad. Es importante entender que, todos los aditivos son igual de seguros y que la industria, la mayoría de veces, se aprovecha de la quimiofobia que tenemos muchos de nosotros para vendernos productos “más naturales” que no tienen por qué ser mejores (ni peores).
tracking