Revista Mía

¿Lo sabes todo sobre las especias?

Normalmente nos fijamos en los beneficios de comer una u otra cosa, en las propiedades de un alimento y en las calorías que nos va a engordar cada plato pero, ¿te fijas en los condimentos que les añades?

Si no es así y echas por ejemplo, pimentón, orégano o hierbas provenzales solo porque aportan sabor o porque lo pone en la receta, cometes un error. Hay infinidad de especias que aportan a nuestro organismo muchos beneficios de los que no somos conscientes. Por eso, empieza a leer y entérate de todo sobre ellas.
¿Qué son, de dónde proceden y cuántas variedades hay? La palabra procede del latín 'species' y es un aderezo, por lo general, aromatizante de origen vegetal, principalmente de semillas, frutos, flores o cortezas secas, y la mayoría de ellas tienen su origen en las zonas tropicales de Asia.
Además, su uso no está reservado solamente para dar ese toquecillo especial a las comidas, también valen para conservarlas. De hecho, esta era su principal función, ¿por qué? Porque las especias que podemos englobar como conservantes (canela, clavo de olor o cúrcuma) tienen aceites con fungicidas naturales que evitan la proliferación de bacterias y por tanto, que la comida no se estropee. Así, en el Antiguo Egipto ya se dieron cuenta de esta gran propiedad y decidieron utilizarlas para conservas en perfecto estado las momias.
En cuanto a las variedades que existen, se pueden clasificar en dos grupos:
  • Modificadoras tanto del sabor como del aspecto de los alimentos, como por ejemplo, la canela o el azafrán.
  • Excitantes del paladar, entre las que se encuentran, la pimienta, la nuez moscada y cualquier tipo de chile.
Sin embargo, no solo podemos agrupar las especias de esta manera. Así, tendríamos también las hierbas aromáticas, consideradas como tal por provenir de hojas de plantas. Estas no son tan apreciadas ya que cualquiera puede cultivarlas en el jardín de su casa, ganando no solo el beneficio de poder utilizarlas como condimento, sino un olor ideal. Entre estas podemos encontrar el tomillo, el romero o la hierbabuena.
No queremos dejar de incluirte una selección de aquello que solemos llamar especias pero que realmente es el resultado de diferentes mezclas entre ellas o de la desecación de vegetales concretos. De esta manera, en el primer grupo entrarían el delicioso curry que acompaña tanto platos, las hierbas provenzales o el ras el hanout, una mezcla de hierbas y especias proveniente de la zona del Magreb. En el segundo grupo, el ajo y el apio en polvo, el pimentón y la cebolla y el tomate seco y en polvo.
Ahora que ya sabes su origen, solo te queda descubrir sus beneficios y empezar a aplicarlos, ¡porque las especias no son solo un condimento!
tracking