Revista Mía

12 virtudes de los espárragos

Según la forma de cultivarlos, hay dos clases de espárragos: blancos o verdes. Ambos tienen muchos beneficios. ¿Quieres conocerlos?

Junto a la alcachofa es la verdura depurativa por excelencia y por familia se sitúa al lado de cebollas y puerros (pertenece a la Liliáceas), pero tiene alguna particularidad, sobre todo en lo relacionado con el sabor, suele ser exquisito y, a veces, es ligeramente amargo y con matices terrosos. A la vista suelen ser tallos de forma alargada que en la punta forman una especie de escamas y se suelen clasificar por su calibre. Es decir por el grosor (delgado, medio grueso y extragrueso). Si los compras frescos, su mejor temporada es en primavera y en conserva los encuentras durante todo el año. En el momento de la compra selecciona ejemplares con las puntas cerradas y compactas, de tallo sin imperfecciones. ¿A la vista? No deben mostrar decoloraciones ni varios tonos de verde.
Para conservarlos, envuelve el manojo en un paño húmedo y ponlos en el cajón de la fruta de la nevera. ¿Prefieres congelarlos? Necesitan un ligero escaldado previo. ¿El proceso? Retira la parte leñosa con la mano (basta con apretar en el extremo y retirar la parte que cede a la presión). Después, ponlos en agua hirviendo durante un par de minutos y refresca en agua con hielo para activar su color verde y disponlos en un recipiente o en bolsas aptas para la congelación.
En cuanto a la forma de prepararlos, evita las cocciones térmicas prolongadas. Para que conserven todo sus nutrientes, es mejor que queden al dente (crujientes) y que siempre los refresques en agua helada para que conserven toda su clorofila y un color verde muy vivo. ¿Quieres ideas? Puedes preparar unos espárragos verdes con salsa mimosa o un original tartar de espárragos blancos.
Los primeros crecen bajo tierra, sin sol, por lo que no tienen clorofila (pigmento), por eso tienen menos vitaminas, sobre todo ácido fólico y vitamina C, y también tienen menos asparagina, un aminoácido esencial.
¿Frescos o en conserva?  Estos últimos tienen menos minerales y más sodio (especialmente por la sal añadida al líquido de la conservación y cobertura), con lo cual el efecto diurético es menor que si los tomamos frescos.
Descubre en la galería sus virtudes. Van mas allá de un alimento adelgazante o con efecto detox.
tracking