Revista Mía

¿Por qué comer pan puede ayudarte a adelgazar?

Se trata de uno de los alimentos que solemos suprimir en una dieta de adelgazamiento, pero lo cierto es que su consumo puede traernos muchos beneficios para perder peso.

Muchas personas eliminan el pan de su dieta cuando se proponen perder peso. Si no puedes vivir sin este delicioso alimento y quieres adelgazar, tenemos buenas noticias: puedes seguir tomándolo. Y es que, al contrario de lo que muchas personas creen, los hidratos de carbono no son el enemigo y sí, podemos consumirlos incluso en la cena. Recuerda que lo único que nos hace ganar peso es consumir más calorías de las que quemamos.
Una vez que tenemos esto claro, es importante tener en cuenta que no todos los panes son iguales. No es lo mismo el típico pan de molde que venden en el supermercado (que incluso tiene azúcar, aunque no lo creas), que un buen pan de masa madre, multicereales o integral. Si bien la diferencia calórica entre el pan blanco y el integral no es demasiado significativa, si apuestas por el segundo comerás menos cantidad, pues sacia antes debido a que su alto contenido de fibra hace que el proceso digestivo sea más lento.
Saber elegir un buen pan es clave. Lo primero que hay que saber es que el pan de verdad solo tiene cuatro ingredientes: agua, harina de un cereal (generalmente suele ser trigo), levadura y sal. Sin embargo, si te fijas en la etiqueta de muchos de los panes que venden, encontrarás un montón de ingredientes más. Algunos apuntan que llevan semillas o ingredientes que a simple vista nos hacen ver que es un pan saludable. Sin embargo, lo más importante para distinguir un pan de calidad de otro que no lo es se encuentra en la harina. Hay que asegurarse de que no lleve harina refinada, es decir, elegir un pan que se elabore con harina integral, sea del cereal que sea.
Si cuando piensas en pan, te imaginas un el típico sándwich con embutido, es normal que pienses que el pan engorda. Lo importante es acompañarlo de buenos ingredientes como por ejemplo un chorrito de aceite de oliva, tomate restregado, hummus, aguacate... ¿Quién dijo que el pan no tenía cabida en una dieta de adelgazamiento? Te damos 5 motivos por los que no deberías dejar de tomarlo para adelgazar.
tracking