Revista Mía

Mochis caseros: prueba a hacer estos

Estos pasteles de arroz glutinoso y llamativos colores son unos de los dulces japoneses más célebres. Hacerlos es más sencillo de lo que crees y resultarán un postre llamativo y original. ¡Te damos ideas para que hagas mochis caseros!

Estas bolitas dulces son de lo más cute y si eres aficionada a la gastronomía asiática, seguramente ya las habrás probado. Hablamos de los mochis, un postre de forma redonda y diversos rellenos muy célebres en Japón (aunque también existen versiones coreanas, por ejemplo).
Su textura, tierna y gelatinosa, se debe a que están elaborados con pasta de arroz glutinoso. Esta se consigue tras triturar el arroz hasta conseguir la forma deseada en una ceremonia denominada mochitsuki. Es más tradicional comerlos en año nuevo, aunque se consumen durante todo el año, y nosotras encantadas (claro). Y respecto a los rellenos, el de pasta de judías rojas resulta un imprescindible en el país del sol naciente. No obstante, existen otros muchos que puedes adaptar a tus gustos.
¿Lo mejor? Para preparar mochis en casa no necesitarás muchos ingredientes. Bastará con que tengas harina de arroz, azúcar, agua, maizena, nata líquida y las frutas o dulces que quieras agregar a mayores. Podrás encontrar esta harina fácilmente en tiendas especializadas.
Tendrás que calentar la harina de arroz, el azúcar y el agua. Remueve hasta que empiece a espesar, pero no dejes de remover en ningún momento. Cuando hayas obtenido una especie de pasta, apártala del fuego y estírala sobre una superficie fría y plana (espolvoreada con maizena previamente). Deja que se atempere y entonces podrás empezar a darle forma. Asegúrate de colocar en el centro tu relleno y envolverlo bien para que no se desborde. Procura que la forma quede redondeada y voilá. ¡Mochis hechos y listos para degustar!
Podrás degustarlos como postre, merienda o como bocado entre horas, tanto frío (existen versiones heladas) como a temperatura ambiente. Si te ha poseído el espíritu de la repostería mientras leías esto, chill que ahora te damos ideas para que hagas mochis caseros. Let's go!

De té matcha y fresa

Sí, esta es una de las numerosas recetas que puedes elaborar con té matcha. Como quizá el sabor del té verde te resulte too much (en cuanto a intensidad), añade trocitos de fresa para suavizarlo y agregar textura.

De coco, mango y sésamo negro

Un sabor para cada gusto, desde los más frutales hasta el sabor ligeramente tostado del sésamo negro. Prácticamente podrás recrear la receta de mochis con cualquier fruta, ¡así que elige bien la tuya!

De yuzu y queso crema

El yuzu es un cítrico asiático con forma parecida a la naranja y color amarillo o verde. Su sabor recuerda al pomelo o las mandarinas, y como es complicado de encontrar, puedes hacerlo con naranja o limón. Crea contraste de sabores con el queso crema... ¡Triunfarás!

Mochi de cheesecake

Si eres amante de 'cruzar' unos postres con otros... Este mochi es tu nuevo crush. Relleno de fresa y salpicado por pequeños crumbles de galleta, te va a enamorar de verdad. También puedes recrear sus variantes de limón, chocolate...

De nata y fresas

Fresas con nata, but make it mochi. Esta mezcla infalible también encuentra su sitio en este dulce japonés. Para hacerlo necesitarás nata montada y si quieres añadir un toque extradulce, puedes utilizar miel.

tracking