Revista Mía

Crema de calabacín y quesitos, una receta tan sencilla como deliciosa

Si tienes en la nevera un par de calabacines y dos quesitos, ya tienes la cena, una irresistible crema de verduras.

¿Una cena rápida, fácil y además económica? La respuesta es sencilla: Una crema de calabacín y quesitos irresistiblemente buena que podrás servir como primer plato para la cena.
Prepararla es tan sencillo como sofreír un poco las verduras, cubrirlas con agua, dejar cocer a fuego lento y triturar. El secreto para que quede espesita es romper las patatas justo antes de terminar el corte con el cuchillo.
Los ingredientes que necesitarás son tan sencillos como calabacines, puerro, patatas y un par de quesitos blandos en porciones. Te quedará súper sabrosa sofriendo antes las verduras durante unos minutos, y gracias a los quesitos, la crema tendrá una textura mucho más suave y ligeramente espesa.
Después sólo tendrás que freír los picatostes en aceite bien caliente para agregarlos recién hechos justo antes de servir la crema.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 5 min
  • Tiempo de cocción 30 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta vegetariana
  • Precio -

Ingredientes

  • 2 calabacines

    1 puerro

    1 patata

    2 quesitos en porciones

    1 pastilla de caldo de pollo

    Aceite de oliva

    Sal

    Pan de molde sin corteza

Elaboración

Crema de calabacín

Crema de calabacín

Lava y despunta el calabacín para cortarlo en rodajas del mismo tamaño. Así la cocción será uniforme. Limpia el puerro retirando la parte verde, hazle un corte a lo largo y lávalo con abundante agua bajo el grifo para eliminar los restos de tierra. Pela la patata, lávala y córtala sin llegar a los extremos para romperla con el cuchillo. De esa forma conseguirás que la patata suelte el almidón y espese la crema.

Calienta un par de cucharadas de aceite de oliva en una cazuela grande, y cuando esté bien caliente agrega el puerro y sofríelo 4 minutos. Incorpora las rodajas de calabacín y saltéalas un par de minutos antes de agregar las patatas y cocinar todas las verduras juntas 2 minutos.

Cubre con agua (sólo utilizando la cantidad justa), desmorona la pastilla de caldo de pollo y agrega una cucharadita de sal para cocer las verduras tapadas a fuego medio durante 20 minutos.

Comprueba que las verduras están tiernas pinchándolas con un tenedor. Agrega los quesitos, remueve para que se derritan. Tritura las verduras con la batidora hasta obtener una crema lisa y homogénea.

Calienta dos dedos de aceite en una sartén pequeña, y mientras tanto corta las rebanadas en tiras y luego en cuadritos. Fríe los picatostes en el aceite bien caliente hasta que queden doraditos y déjalos escurrir sobre papel absorbente de cocina.

Sirve la crema de inmediato decorada con los picatostes recién hechos.

Estudio y vivo constantemente interactuando a través de la comida, entendiendo la gastronomía como una forma de vivir y disfrutar la vida. Escribo lo que percibo cuando visito lugares interesantes y pruebo comida fascinante. Admiradora de la tradición culinaria de otros lugares, sigo tras la búsqueda continua de aquellos elementos en la gastronomía que unen a las diferentes culturas. Algunos tesoros del mar pueden estar escondidos dentro de una lata de conserva

tracking