Revista Mía

Tulipa de huevos revueltos con langostillos

Un marisco de lujo y vital para la industria de la pesca. El langostillo es un marisco muy polivalente, descúbrelo en esta deliciosa receta y conviértelo en parte de tu libro de recetas.

Más sobre esta tulipa de huevos revueltos con langostillos:

Los langostillos, denominados también corrucos o berberechos verrugosos, son un tipo de marisco perteneciente a la familia de los berberechos, vive al igual que estos en una pequeña concha. Encontrarlos en el mercado español es realmente complicado, ya que solo se pesca en la zona de Málaga y no hay muchos grupos que se dedican a su comercialización.
El langostillo es de color rojo intenso, tiene un sabor potente a mar y su textura es tierna y carnosa. El langostillo es de mayor tamaño que el berberecho convencional, su tamaño medio ronda los 6 centímetros y su concha es más gruesa de lo habitual. Este suele consumirse en frío, los restauradores y gastrónomos recomiendan tomarlo directamente desde la lata y puede aliñarse con un poco de limón, sal y pimienta negra.
Es un alimento rico en hierro al igual que el berberecho, además es bajo en calorías y grasas, un alimento muy recomendado para dietas hipocalóricas.
Este plato se debe consumir inmediatamente; no es recomendable guardarlo en el frigorí­fico, ya que, aparte de que pierde sabor, puede convertirse en un foco de infecciones como la salmonelosis. Cocínalo cuando lo vayas a consumir y si no os lo acabáis todos es mejor descartarlos, ya que la salmonelosis es una intoxicación alimentación muy peligrosa.
Lánzate con estas deliciosas tulipas de huevos revueltos con langostillos, el entrante perfecto para celebraciones, comidas especiales, cenas ligeras etc. Si nunca has probado este marisco, ¡te va a encantar!

Ficha 

  • Tiempo de preparación 5 min
  • Tiempo de cocción 15 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta baja en grasas
  • Precio -

Ingredientes

  • 4 hojas de pasta brick
  • 1 lata de langostillos al natural
  • 4 huevos medianos
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 50 g de mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 ramitas de eneldo picado
  • Pimienta negra
  • Sal.

Preparación

Sacar los langostillos de la lata, escurrirlos bien y reservarlos para más tarde

Poner en un cazo a derretir la mantequilla, sin que esta llegue a hervir

Cortar las esquinas a cada hoja de la pasta brick

Untarlas por cada lado con la mantequilla ya derretida

Poner 1 hoja de brick bien extendida dentro de un bol de tamaño mediano

Colocar otro bol de menor tamaño encima del mediano con la hoja de pasta para evitar que al cocerse se cierre su interior

Hacer en el horno precalentado a 200 ºC durante al menos 3 minutos

Retirar el bol pequeño y poner el mediano de nuevo en el horno durante 1 minuto más

Repetir esta misma operación con las 3 hojas de pasta brick restantes

Batir los huevos como para hacer una tortilla

Salpimentar

Calentar el aceite en una sartén y agregarlos

Bajar el fuego y dar continuamente vueltas con una cuchara de madera, para que los huevos se cuajen muy despacio

Un minuto antes de terminar la cocción, incorporar a los huevos los langostillos, las alcaparras y el eneldo picado

Remover muy bien y constantemente para que no se pegue

Llenar las tulipas de pasta brick con el preparado y servir sobre un plato, en el acto, para que no se enfríen

Emplatar y servir

tracking