Caquis: propiedades y beneficios para la salud

Te contamos todo lo que tienes que saber sobre esta fruta típica del otoño, que destaca por su contenido en fibra y agua.

También llamado palosanto, el caqui es una fruta típica del otoño cuyo origen es China. Se trata de una fruta muy apreciada en Oriente, donde se le denomina 'Diospyros kaki', que significa 'fruta del fuego divino'. Es muy típica de Japón, donde es muy apreciada por su sabor dulce y sus muchas propiedades nutricionales entre las que destaca su elevado contenido de fibra y agua.

El caqui llegó a España en el siglo XVII como un árbol ornamental, pero a día de hoy se cultiva en Valencia. En los países asiáticos, donde es muy típico el cultivo de caqui, se cultivan casi 900 variedades de la misma. 

Con un color amarillo, anaranjado, o rojo intenso y el tamaño aproximado de un tomate, tiene una pulpa dura y su sabor es dulce. En cuanto a sus propiedades nutricionales, destaca su elevado potencial antioxidante y un montón de beneficios más para la salud que te descubrimos a continuación.

Por qué deberías añadir los caquis a tu dieta

Esta fruta aporta principalmente agua (un 80%) e hidratos de carbono, sobre todo fructosa y glucosa, por lo que se trata de un alimento muy nutritivo y energético. Si por algo destaca es por su aporte de fibra solubles (mucílagos y pectina), que ayudan a reducir el colesterol y regulan el tránsito intestinal, aunque cuando el caqui está muy verde resulta astringente. En cuanto a su aporte de minerales, destaca el manganeso, el cobre, el potasio y el fósforo y el magnesio. 

Se trata de una fruta muy rica en antioxidantes como provitamina A (betacaroteno) y vitamina C. En menor cantidad, el caqui aporta vitamina B6, K y vitamina E. Esta última vitamina es especialmente recomendable para cuidar la salud de la vista, pues se trata de un importante agente antioxidante que previene enfermedades como las cataratas y la degeneración macular asociada a la edad. Tanto esta vitamina como la vitamina C combaten los radicales libres, responsables de la oxidación de los tejidos. 

El caqui aporta 70 calorías por cada 100 gramos, motivo por el que siempre se ha considerado poco adecuado si estamos intentando perder peso. Sin embargo, su aporte calórico no es tan diferente al resto de frutas, que suelen aportar entre 40 y 60. 

Cómo escoger los mejores caquis

A la hora de comprarlos, es importante fijarse en el punto de maduración y elegir los que tengan la piel entera, el cáliz completo y un poco de tallo. Un truco para escoger buenos caquis: al ejercer un poco de presión, fíjate en si se te hunde el dedo un poco.

La mejor manera de conservar los caquis es en la nevera, sobre todo si están un poco maduros. Si todavía están verdes, lo más adecuado es dejarlos a temperatura ambiente hasta que alcancen el punto de justo de maduración. Te recomendamos que consumas este fruta rápidamente, pues se estropea con facilidad. También los puedes desecar (en Japón se hace mucho), un proceso mediante el que se vuelven marrones, pero conservan su característico sabor dulce.

Continúa leyendo