¿Es saludable la dieta vegana de 22 días que ha seguido Beyoncé?

Te contamos en qué consiste este plan de alimentación, sus ventajas y desventajas.

Es común que los artistas sigan retos extremos para preparar su cuerpo para eventos importantes en su carrera como actuaciones, papeles o lanzamientos de discos. Beyoncé, la popular cantante y empresaria estadounidense, es una fiel seguidora de estas dietas para bajar peso en poco tiempo. En 2019, la cantante siguió una dieta para perder peso en 44 días para subirse al escenario de Coachella. 

Sin embargo, hay que admitir que esta dieta ni es la más recomendable ni es fruto de la casualidad. Copiar estas prácticas puede salirnos muy caro. Por ello, te contamos por qué y en qué consiste exactamente. 

Una dieta con numerosas restricciones

Esta dieta es un plan alimenticio de 22 días, creado por Marcos Borges, para eliminar los malos hábitos en relación a la comida y comenzar una vida nutricional más saludable. Aunque se recomiende para 22 días, la artista siguió este plan durante 44 días. La finalidad de seguir estas pautas durante 22 días se basa en la teoría de que un hábito se adquiere tras 21 días. Por ello, nuestros nuevos hábitos estarán asentados en el día 22.

Esta dieta se asienta en el veganismo, por lo que sus bases están en los vegetales, verduras, frutas y cereales. Además, cualquier alimento ultraprocesado queda desechado totalmente. Por otro lado, los carbohidratos, lácteos, alcohol y pan están también descartados. En el caso de la leche y las carnes, estos alimentos no se admiten, ya que son de origen animal. Un dato curioso es que la dieta rechaza también el gluten y la soja

Para realizarlo, recomiendan complementarlo con 30 minutos de actividad física diaria. Beyoncé siguió una rutina de entrenamiento especial, ya que se estaba preparando para Coachella. 

Ventajas y desventajas

Aunque algunas de estas dietas puedan ser recomendables, hay que llevar pies de plomo. Este plan alimenticio se basa en las verduras y frutas, alimentos muy beneficiosos para el organismo. Asimismo, desecha ultraprocesados, alcohol y azúcares añadidos, sustancias perjudiciales para la salud. Sin embargo, las necesidades nutricionales deben ser cubiertas de forma correcta.

Los alimentos de origen animal contienen nutrientes esenciales para el organismo. Por ello, se deben de buscar estas sustancias en alimentos de origen vegetal para poder suplir las carencias en este tipo de dieta. En algunos casos, será necesario acudir a los suplementos nutricionales. Siempre se debe de acudir a un especialista para que te haga un chequeo médico y te recomiende el plan alimenticio que mejor se adapte a ti y tus necesidades, especialmente en dietas restrictivas. 

Los carbohidratos, la soja y el gluten tampoco son contemplados, lo que puede suponer un problema. Si bien existen diversos alimentos ricos en proteínas vegetales, la soja es una gran fuente y uno de los que más proteínas aportan. En el caso de los carbohidratos, esto no es necesario para perder peso y puede ser perjudicial para personas que necesitan mucha energía o realizan mucho ejercicio físico. 

Las personas que realizan mucha actividad física necesitan grandes cantidades de energía y los carbohidratos son una de las mayores fuentes. Por ello, una dieta vegana debe basarse en las proteínas y carbohidratos. El problema es que este plan alimenticio restringe los carbohidratos y dificulta suplir las demandas necesarias. 

No todos los carbohidratos son iguales, pero sí que son necesarios. Lo ideal es incluirlos en una dieta variada y equilibrada, pero elegir los que sean de mayor calidad. Los hidratos complejos procedentes de harinas y cereales enteros e integrales son una gran opción.

Por otra parte, la misma idea de la dieta es controvertida. En primer lugar, busca un cambio de hábitos en la alimentación, pero sus pasos nos alejan de esta concepción. La propia Beyoncé reconoció en el documental Homecoming que “pasaba hambre y le costaba mucho trabajo”. 

Un plan de alimentación saludable no debe tener tiempo limitado ni hacer pasar hambre, sino que tiene que transformar nuestra relación con la comida para instaurar nuevos hábitos a largo plazo. Por ello, es normal que el día 23 de esta dieta volvamos a nuestras rutinas anteriores y recuperemos el peso perdido. Además, no existe una evidencia científica de que tardemos 21 días en adoptar un hábito, ya que depende de lo alejado o cercano que esté a nuestros hábitos actuales. 
 

Un auténtico negocio

Beyoncé como figura pública no realiza cualquier paso en falso y la revelación de esta dieta a sus fans no es tampoco una casualidad. Beyoncé y Jay-Z se encuentran asociados con el creador Marcos Borges en un proyecto denominado 22 Days Nutrition. Se trata de un proyecto al que puedes adherirte por 14 dólares al mes o 99 dólares por año y seguir las pautas de esta dieta. El plan incluye recetas, menús, análisis nutricionales de las comidas o listas de la compra. Asimismo, te pueden mandar la comida con una suscripción mayor a través de sus acuerdos con empresas del sector de la alimentación, como detallan en la web 22 Day Nutrition

Por ello, esta dieta se trata de un negocio más. Una dieta variada, equilibrada y saludable debe basarse en las necesidades personales de cada persona, su historial médico y sus preferencias. La mejor opción de consulta nunca debe ser una celebrity sino un profesional de la salud como un nutricionista o un médico. 

Continúa leyendo