Las Alteraciones de la Regla.

Una menstruación normal dura de 3 a 8 días, se presenta cada 28-35 y tiene una intensidad determinada. Si no es así hay que estudiarlo porque, leves o importantes, las alteraciones del periodo indican que algo no funciona como debería.
Lo peor que puede hacer una mujer respecto a su regla es descontrolarla. Llegar a la consulta y no saber exactamente cuándo la tuvo por última vez, cuánto le duró o, si tiene problemas, el número de compresas que empapa”, explica la doctora Elena Pau, ginecóloga del Hospital Quirón de Valencia. Esta experta reconoce que las alteraciones en la regla “son mucho más frecuentes en la adolescencia y a partir de los 45 años, es decir, durante la perimenopausia”, lo que no significa que en dichas edades debamos despreocuparnos. Aunque estos trastornos ocupan el 20% de las consultas ginecológicas, ten en cuenta que el periodo no es la única variante a controlar: si, además de esos desórdenes, te ha cambiado el timbre de la voz, el pecho ha variado su morfología, tienes anemia o sientes molestias con las relaciones sexuales, es hora de consultar.
ALTERACIONES LEVES
-Ciclos irregulares. “Muchas veces están ligados a la toma de medicamentos como los ansiolíticos, que alteran la hormona prolactina y hacen que se retire el periodo, o los corticoides, que causan alteraciones de todo tipo en el ciclo”, afirma la doctora Pau. “También hay que tener en cuenta que consumir regularmente mucho regaliz altera los periodos menstruales”, añade la experta.
-Síndrome premenstrual. Lo sufre el 33% de las mujeres menores de 27 años y, además de provocar dolor abdominal antes y durante el periodo, cursa también con dolor de senos, cambios de humor, irritabilidad...
-Presencia de coágulos. La expulsión ocasional de coágulos es habitual, pues indica el desprendimiento de la mucosa que tapiza el útero cuando no se ha producido embarazo. Sólo hay que empezar a observarse si estos aumentan repentinamente o si van ligados a anemia.
CUIDADO CON ESTOS TRASTORNOS 
-La regla desaparece (amenorrea). “Les ocurre a menudo a las deportistas que están por debajo de los 40 kilos, porque el periodo es ‘pesodependiente’; es decir, si tu cuerpo intuye que estás demasiado flaca para quedarte embarazada, porque no podrías alimentar al niño, deja de venirte la regla”, explica Pau.
-Dolor intenso durante y después del periodo. La dismenorrea primaria (dolor antes de que baje el periodo) es normal. Estas molestias están ligadas a la producción de la hormona prostaglandina. Pero cuando duele mucho en el momento de la menstruación o después, puede indicar que hay problema de quistes o incluso endometriosis.
-La duración es muy corta. En torno al 15% de las consultas ginecológicas está relacionado con la duración del periodo. “Si tienes reglas de dos o menos días de forma habitual, hay que estudiar si estamos ante un problema hormonal o si el método anticonceptivo que utilizas no está funcionando”, advierte la experta. Si la corta duración del periodo va acompañada, además, de secreciones por el pezón, podría estar indicando un hipotiroidismo.
-‘Pérdidas’ entre periodos. “Muchas veces son causadas por insuficiencias en el cuerpo lúteo (una glándula que se desarrolla cada mes en el ovario), e indican que no estás generando una cantidad adecuada de progesterona”, aclara Pau. Esta insuficiencia puede ser causa de infertilidad. Muchas de las mujeres con esta alteración sufren abortos tempranos.
TIENES UN PROBLEMA
-Más de 55 y con la regla. Según la doctora, “es preciso un estudio, porque muchas veces es indicativo de un futuro cáncer”. Si se utiliza terapia hormonal sustitutoria puede ser normal, pero hay que consultarlo.
-Sangrados largos y muy abundantes. “Lo primero que hay que descartar es que la mujer esté embarazada y tenga un problema serio. Si no es así, también puede ser indicativo de un trastorno de la coagulación, lo que puede llegar a ser grave”, explica la experta. Hay que prestar especial atención a estos síntomas cuando se producen más de tres meses seguidos porque, además, suelen estar ligados a anemias.
ANTICONCEPTIVOS ¿CÓMO AFECTAN? 
-La píldora, el anillo y el parche hacen que los sangrados sean de menos volumen y duración. “Además, llega un momento en el que las mujeres que llevan muchos años tomando anticonceptivos dejan de tener regla por modificación del tejido endometrial, algo que hay que consultar”, advierte la doctora Pau.
-El diu tradicional origina que las reglas sean más abundantes, pues produce descamación en el endometrio.
-El diu hormonal provoca que las mujeres no tengan reglas, o que éstas duren sólo un día. 
Cuando no es el ciclo lo que se altera.
Algunas mujeres presentan pequeñas hemorragias (sangrados) después del coito. “No es propiamente una alteración del ciclo, pero hay que prestar atención porque la coitorragia puede indicar problemas orgánicos o en el cérvix”, explica la doctora Pau. Otro síntoma asociado a este problema es sentir dolor durante las relaciones sexuales. 
Recuerda que…
Si el periodo no se ha presentado a los 16 años, o continúa después de los 55, hay que consultar con el ginecólogo porque no es habitual.
Por:  Leonor Hermoso.

CONTINÚA LEYENDO