Todo lo que deberías saber sobre la dieta del pomelo

¿Has oído hablar de ella? Los defensores de esta dieta aseguran que tomando medio pomelo con cada comida, se puede perder peso de forma efectiva.

La dieta del pomelo existe desde 1950. Existen muchas versiones de esta dieta rápida para bajar de peso, basadas en la creencia de que las enzimas que se encuentran en esta fruta pueden ayudar a quemar grasa, promoviendo así una rápida pérdida de peso. Otra afirmación es que las personas que hacen esta dieta pueden esperar perder hasta 5 kilos después de 12 días. Sea como sea, lo cierto es que la dieta del pomelo es una de las más famosas del mundo. ¿Pero lo sabes todo sobre ella?

En qué consiste

La dieta del pomelo consiste en tomar media ración de esta fruta (o beber una taza de jugo de pomelo sin azúcar) antes del desayuno, el almuerzo y la cena. El plan de comidas de la dieta del pomelo es bajo en carbohidratos y está restringido a 800 calorías por día o menos, de las que la mayoría deben provenir de proteínas.

¿Qué alimentos están permitidos? Por ejemplo, las carnes, el café y el té están permitidos en la dieta del pomelo. También todo tipo de verduras -para preparar ensaladas- o los huevos. Por su parte, se aconseja reducir el consumo de legumbres, pasta o pan al máximo mientras dura la dieta. La dieta del pomelo también alienta a las personas a beber mucha agua, a ayunar entre comidas, a comer hasta estar completamente satisfecho en cada comida y a evitar el ejercicio, debido a la ingesta baja en calorías (que puede causar falta de energía).

pomelo dieta
Pexels

Pros y contras

Como todas las dietas, la del pomelo tiene puntos a su favor y puntos en su contra. Te los mostramos.

Los pros: La dieta del pomelo es útil para perder peso. Aún es controvertido afirmar que esta fruta ayuda a bajar kilos, pero hay algunos estudios que hablan de sus propiedades: uno de ellos  encontró que, después de 12 semanas, las personas que tomaron pomelos con una pastilla de placebo antes de sus comidas perdieron un promedio de 2 kilos, que fue significativamente más que el grupo que tomó el placebo solo. También está el hecho de que el pomelo sea una fruta, y que siempre venga bien incluir una pieza más en la dieta. “La mayoría de las personas no consumen suficientes frutas y otros alimentos vegetales, por lo que agregar un poco de toronja a la dieta es algo razonable cuando se está tratando de perder peso” dice la dietista Andrea Giancoli, MPH, portavoz nacional de la Asociación Dietética Estadounidens

Los contras: Si bien el pomelo puede ayudar con la pérdida de peso, un plan de pérdida de peso extremo no es nunca una opción ideal para lograr este objetivo. Lo más probable es que la pérdida de peso sea temporal con este tipo de regímenes, y que dure solo un par de semanas. “La dieta del pomelo elimina una gran cantidad de alimentos muy saludables y potencialmente introduce alimentos no saludables, como un exceso de carne", dice Giancoli, quien agrega que la falta de estructura de la dieta podría hacer que comas demasiada carne y grasas sin darte cuenta.

Continúa leyendo