13 motivos por los que no funcionan las dietas

¿Por qué engordo? La respuesta es rotunda: porque consumes más calorías de las que gastas y te sobra un excedente de energía que tu organismo almacena como puede. Solo en algunos casos hay razones fisiológicas justificadas.

- Tomar barritas sustitutivas de comida. Podemos sustituir de vez en cuando una comida por una barrita o un batido de proteínas, pero no es bueno acostumbrarse. Lo mejor es adquirir el hábito de cocinar de manera sana y prepararnos nuestros propios platos.

- No beber el agua suficiente. Hay que beber agua; alrededor de litro y medio al día (8 vasos). El agua nos ayudará a mantenernos bien hidratadas y a eliminar líquidos. Si bebemos 2 vasos antes de comer, nos llenarán y nos harán controlar la cantidad de alimentos que tomamos. Ayúdate con té verde, infusiones o zumos naturales.

- No tomar fruta ni verdura. Estos deben ser los alimentos fundamentales en nuestros platos, y no solo el acompañamiento. Las verduras las prepararemos hervidas con poco agua, nunca rebozadas ni fritas y las frutas crudas.

Estar a dieta estricta permanentemente es uno de los errores más frecuentes a la hora de perder peso. Si tienes tendencia a engordar, piensa que se trata de una lucha a largo plazo que tienes que adaptar a tus gustos.

Además de los malos hábitos existen motivos y razones fisiológicas por los que no funcionan las dietas. En esta galería te mostramos alguno. Toma nota.

Continúa viendo nuestras galerías