Nutrición

Tiempo de setas: las 10 mejores del otoño

Salir a buscar setas es divertido, educativo, reconfortante y, al final, delicioso y saludable. Esta es la mejor época para hacerlo, pero debes tener en cuenta que en ningún caso es un juego. Nunca debes coger y menos aún, ingerir, una seta que no conozcas, pues todas las setas comestibles tienen una o varias especies similares que son tóxicas. Te contamos lo básico que necesitas saber para salir a recoger setas pero, si no eres una experta micóloga o vas acompañada de alguien que lo sea, lo mejor es que las adquieras en un mercado de confianza.

Qué necesitas

Cada seta cumple su función ecológica, explica Horacio González, Presidente de la Sociedad Micológica Amagredos: “Sin hongos no habría bosques, sin ir más lejos”. Así que primera regla: no destruyas sin sentido; coge solo los ejemplares que conozcas y estén en perfecto estado. Si tienes un iPhone, puede ayudarte la app FungiNote, del Jardín Botánico de Madrid. Para Android, cuentas con Setas Bolets.

Lo primero que necesitases una cesta. Es importante no transportar las setas en bolsas. Primero, porque no transpiran y se pudren antes; segundo, porque siguen soltando esporas y la cesta permite esparcirlas, y por último, porque “hay zonas de España donde incluso está prohibido usar bolsas para esto”, dice González. Coloca las setas en la cesta con el sombrero hacia abajo, para que no les entre tierra entre las láminas. Llévate también una navaja para cortarlas. Solo si ya sabes perfectamente lo que estás cogiendo puedes cortar por la base del pie para no recoger demasiada tierra; si no, mejor desentierra la base con la punta y llévate contigo la volva (de donde nace el pie); puede ayudarte a identificar la seta. Y recuerda: “Vuelve a tapar la ‘herida’ con tierra”, indica González.

Una vez en casa

Para limpiarlas, cuanto menos agua, mejor: así no perderán aroma ni sabor. “Los boletus, oronjas o rebozuelos se pueden limpiar en seco con un cepillo o raspando con la punta de la navaja. Si no es suficiente, pásales un paño húmedo”, aconseja. Con otras especies no te quedará más remedio que meterlas bajo el chorro de agua, ¡pero nunca las dejes en remojo!

A continuación te proponemos algunas de las mejores setas de la temporada, por su aroma, su sabor y su textura.