Video

Iniciación a la repostería: amasadoras

Nos adentramos en el mundo de las amasadoras en repostería. Los expertos de Alambique nos hablan de los tipos de amasadoras que hay y cómo utilizarlas. ¡Toma nota!

amasadora

Texto Cristina Cantudo/Vídeo Pablo C.B.

Las amasadoras o batidoras de pie se utilizan en repostería para amasar, mezclar o batir. Son perfectas para hacer masas, mezclar ingredientes y elaborar cremas. Entre sus ventajas principales hay que destacar que ayudan a ahorrar tiempo y esfuerzo, ya que hacen de manera más fácil y en mucho menos tiempo el trabajo que a mano nos costaría más y necesitaríamos invertir más tiempo.

Los expertos de Alambique, tienda de menaje y utensilios de cocina, nos cuentan qué debemos valorar a la hora de elegir una máquina amasadora, qué tipos hay y para qué se utiliza cada una.

Estos dos factores son los que debemos tener en cuenta para elegir, en base a ellos, la potencia de la amasadora que necesitamos.

Si vamos a utilizarla de manera ocasional, es preferible decantarnos por una de uso doméstico, perfectas para batir natas, merengues o hacer algún bizcocho. Con este tipo de amasadoras es necesario saber que no son para un uso muy prolongado, ya que necesitan un periodo de recuperación o reposo tras su utilización. Lo ideal es entre 5-10 minutos de uso y el mismo tiempo de reposo. Estas amasadoras domésticas son más aptas para masas blandas y se recomienda evitarlas en masas duras, como por ejemplo para hacer pan. Este tipo de amasadoras suelen tener una potencia en torno a los 300-500 W.

Si queremos que nos dure muchos años, la vamos a usar de manera muy frecuente y queremos que sea algo más profesional, es mejor elegir las de mayor tamaño y más potencia, ya que no necesitan tiempo de reposo. La potencia de las amasadoras de uso más profesional suele ir entre 600 y 1000 W.

Con bol incorporado

Hay amasadoras que cuentan con bol incorporado, que suelen ser las de uso más profesional, y sin él. Si vamos a elegir una amasadora que tenga bol incorporado es importante valorar el tamaño de dicho bol para que nos sirva para la mayor parte de preparaciones que queramos hacer. Si vamos a hacer frecuentemente preparaciones muy grandes, lo ideal es que el bol tenga una capacidad de unos 5 litros o más.

Accesorios

Otro punto importante a tener en cuenta son los accesorios que vamos a necesitar para nuestra amasadora. Los accesorios básicos son:

-  Las varillas: se utilizan para batir y para montar.

-  La espátula: se necesita para amasar masas ligeras.

-  Gancho: se utiliza para amasar masas duras como las de pan.

También existen accesorios extra que podemos incorporar a nuestra amasadora, como pueden ser cortadores, ralladores, accesorio para hacer pasta, etc.

Materiales

Otro factor interesante es el material, tanto de la propia amasadora como de los accesorios que necesita, ya que de él depende la durabilidad y la resistencia de los mismos. Los mejores y más resistentes son los materiales duros como los de aluminio y los de acero.

Marcas

Existen diversas marcas, pero algunas de las más populares son KitchenAid, Bosch y Bomann, entre otras.

Continúa leyendo...

Contenidos similares

COMENTARIOS