Revista Mía

Trucos para dar más sabor a la crema de verduras

Te contamos todo lo que tienes que saber para conseguir que tus recetas de crema de verduras salgan de 10.

La crema de verduras es un plato de cuchara muy saludable que sienta bien todo el año, pero durante los meses de frío es especialmente apetecible por lo reconfortante que resulta. El problema de este tipo de recetas es que muchas personas las consideran aburridas, pero lo cierto es que pueden ser muy sabrosas si tenemos en cuenta unos sencillos trucos para cocinarlas.
Zanahoria, calabaza, puerros, calabacín, patata...prácticamente todas las verduras que conocemos pueden formar parte de la lista de ingredientes de cualquier crema o puré. Sin embargo, lo más importante es que sean de temporada, pues al estar en su mejor época de consumo aportan más sabor a la receta. Preparar una crema de verduras no es complicado, solo hay que seguir una regla y es no ponerle verduras que por su estado no pondrías a otras recetas. Aunque no lo creas, la crema de verduras puede ser un festival de sabores, solo hay que tener en cuenta unos sencillos trucos.

Trucos para darle más sabor a la crema de verduras

  • Una manera de enriquecer las cremas o purés de verduras es cocer los ingredientes con caldo de pollo. También se puede utilizar leche para hervir la coliflor, la patata, el apio o el apio nabo. En el caso de la coliflor este truco es especialmente interesante ya que de este modo evitamos que nos huela toda la casa.
  • Agregar al agua de cocción leche evaporada, leche de coco, nata para cocinar, yogur natural, yogur griego o queso quark también es otro modo de conseguir una crema bien sabrosa.
  • Otro truco es asar las verduras previamente. Si cortamos una patata, un boniato, una calabaza o un pimiento y los metemos al horno en lugar de cocerlos, potenciamos su sabor al máximo.
  • Dorar las verduras es una de las formas más sencillas de potenciar su sabor. Puedes hacerlo en la misma olla en la que vas a preparar la crema, con un chorrito de aceite.
  • Si ya estás aburrida de las cremas de siempre, prueba a añadir una fruta. Aportará un contrapunto dulce perfecto.
  • La piel de las zanahorias, la calabaza o la parte más cercana al tallo del calabacín puede servirnos para preparar un caldo que enriquecerá la crema todavía más. Antes de nada, lávalas todas bien. Después, pásalas a un cazo y cocínalas con un poquito de aceite hasta que estén doradas para, como último paso, llevarlas a ebullición durante al menos una hora.
  • Añade extras como un huevo duro picado, unos tacos de jamón o unos picatostes. Frutos secos enteros, picados o tostados pueden servir como topping, ya sean anacardos, castañas, almendras...
  • Otro topping: el tofu. Córtalo en pequeños daditos, dóralo con un poco de aceite en la sartén y échalo sobre la crema de verduras. Tendrás un topping con mucha proteína.
  • Las hierbas frescas, semillas, trocitos de la verdura previamente cocida, garbanzos tostados o chips vegetales sumarán puntos a nuestra crema de verduras si los añadimos por encima una vez la tengamos lista.
tracking