Revista Mía

5 consejos para estar bien hidratado, una necesidad básica que se nos olvida a menudo

Hidratarse adecuadamente es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Pero, ¿qué podemos hacer para no olvidarnos de ello?

5 consejos para estar bien hidratado, una necesidad básica que se nos olvida a menudo (Laura Villanueva)
Todos sabemos que, para gozar de un estado de salud óptimo, tenemos que tener unos hábitos de alimentación saludables, una buena gestión emocional y realizar ejercicio físico de forma frecuente. Pero ¿y si te dijera que nos solemos olvidar de algo que es muy importante para nuestra salud y que es una necesidad básica para nuestro organismo? El agua. ¿Sorprendido? Ahora explicaremos el por qué.
Mejorar la hidratación

¿Cómo mejorar nuestra hidratación? Descubre algunos consejos útiles que te serán de mucha ayuda.Istock

La deshidratación y sus consecuencias

Se estima que entre el 50% y el 70% del peso corporal es agua, dependiendo de la etapa de vida en la que nos encontremos (bebés, niños, adultos o ancianos). El agua tiene un papel fundamental en nuestro organismo, y permite que se produzcan miles y miles de reacciones necesarias para tener un buen estado de salud.
Perdemos agua durante todo el día: al orinar, al sudar, al excretar, al respirar… y es necesario recuperar todo lo que se pierde porque el agua cumple muchas funciones en nuestro organismo, como transportar y distribuir nutrientes necesarios a nuestras células, eliminar toxinas que producen nuestros órganos, regular la temperatura corporal, colaborar en el proceso de digestión de los alimentos… En caso de no hidratarnos de manera correcta, habría fallos en las funciones que realiza el agua y podrían impactar de manera negativa en nuestra salud.

En caso de no hidratarnos de manera correcta, habría fallos en las funciones que realiza el agua y podrían impactar de manera negativa en nuestra salud

Por ello, estos son algunos datos importantes a conocer para evitar que el proceso de deshidratación se desencadene:
  • Cuando empezamos a notar la sensación de sed, es cuando hay el 1% de pérdida de agua.
  • Cuando hay un 2-3% de pérdida, pueden aparecer calambres musculares, náuseas, vómitos, malestar general y mareos.
  • Al llegar a pérdidas del 4-6%, la fuerza muscular se disminuye, se producen dolores de cabeza intensos y se aumenta la temperatura corporal.
  • Cuando tenemos pérdidas de agua del 7-8% y más, las consecuencias pueden ser fatales, ya que puede existir un fallo multiorgánico.
Además, entre los posibles peligros de no beber suficiente agua o de deshidratarse, aparte de que de que el funcionamiento de nuestro organismo no sea el óptimo, también se ha visto que la deshidratación puede afectar a nuestro estado de ánimo. Es posible que una persona que no haya bebido el suficiente líquido, se sienta cansada, irritada o de mal humor.
Consejos para hidratarte mejor

Tomar agua regularmente es clave; pero también existen alimentos saludables y nutritivos muy ricos en agua.Istock

Para evitar que dicho proceso de deshidratación se active y para poder mantener una correcta hidratación diaria, recomendamos seguir estos 5 consejos:
1. Lleva contigo una cantimplora o una botellita de agua y bebe de ahí para ser consciente de lo que has bebido a lo largo del día.
2. Cuidado con la actividad física, ya que cuando realizamos ejercicio de intensidad moderada-alta, perdemos agua a través del sudor. Cada persona es diferente, pero se puede llegar a perder entre medio litro y litro y medio por hora. Además, con el sudor no solo se pierde agua, sino que se pierden sales, por lo que es necesario reponerlos. Recuerda beber antes, durante y después de cada entrenamiento.
3. No esperes a tener sed y acostúmbrate a beber de manera frecuente. Si se te olvida, puedes ponerte alarmas que te recuerden beber un vaso de agua.
4. Incorpora en tu día a día alimentos que contienen gran porcentaje de agua, como frutas, verduras, sopas, smoothies…
5. Cuando vayas a orinar al baño, fíjate en el color de tu orina como guía para saber si estás bien hidratado. Por lo general, si tu color de orina es amarillo claro, significa que estás bien hidratado y estás bebiendo lo suficiente. Si, por el contrario, tu orina es de color amarillo oscuro, es sinónimo de que quizás no estés bebiendo lo suficiente y tienes que aumentar tu consumo de líquidos.
Al igual que es importante mantener una hidratación correcta, también hay que tener en cuenta que beber mucha más agua de lo que se necesita también tiene su impacto negativo en la salud y presentar dolores de cabeza, confusión, vómitos…. Por eso, no descuidemos la hidratación y consumir, como recomendación general, entre 2 y 2,5 litros al día.
tracking