Cocina -- Bebidas

Los mejores vinos para Navidad por menos de 25 euros

Las comidas y cenas de Navidad son las más festivas del año. Toda la familia se reúne en torno a la mesa que se llena de delicatesen: marisco, aperitivos deliciosos, pescados, carnes y mucho dulce.

Con comidas de esta envergadura, lo mejor es optar por tener varios tipos de vino que combinen bien con la comida elegida.

Pero antes de meternos en maridaje de vino y comida, hay que tener en cuenta una cuestión clave: es fundamental saber quién se va a sentar a la mesa. Y con esto nos referimos a los gustos de las personas que van a comer con nosotros en estos momentos tan especiales.

Por muy buen vino que tengas, si propones un vino con mucha madera (ese reserva o gran reserva que tienes esperando a una ocasión especial, por ejemplo) a una persona que nunca bebe vino, no le va a gustar. Sin embargo, si apuestas por un vino más ligero que esté rico, le gustará a todos, sean o no amantes de esta bebida.

¿Qué vino tomar con cada plato?

Para abrir boca, puedes optar por un cava, un rosado o un blanco, siempre opciones ligeras y fáciles de beber.

Con el pescado, apuesta por un blanco o un rosado, que tengan algo más de cuerpo y menos acidez. En blancos la variedad chardonnay suele ser buena opción para los platos de pescado más contundentes. En este punto y, si tienes amantes del vino en casa, puedes atreverte con un blanco con algo de barrica.

Para los platos más contundentes de carne, pasa al vino tinto. Si os gusta el vino, no lo dudes y escoge por un tinto más potente, con algo más de madera. Aunque en una comida tan copiosa como son estas, lo mejor es optar por vinos más bien ligeros y fáciles de beber.

El cava, ¿para el postre?

Una de las principales razones por las que mucha gente asegura que no le gusta el cava es porque lo toman en el postre. Combinado con aperitivos ligeros y con marisco suele ser un triunfo. También es un buen vino para el postre, aunque si estás tomando algo con mucho azúcar y bebes un cava Brut o Brut nature (con poca concentración de azúcar) es posible que la mezcla no te termine de convencer.

Si el entrante de tu comida de Navidad es una mariscada, apuesta por un buen cava. ¡Todos los comensales quedarán encantados! Los vinos espumosos también son geniales para combinar con arroces de pescado y marisco.

No te pierdas nuestra selección de vinos blancos, rosados, tintos y espumosos para celebrar la Navidad como se merece. ¡Todos ellos te van a encantar!