5 formas originales de combinar el caqui o palosanto

De sabor suave y pulpa con textura aterciopelada, el caqui es una fruta exquisita que combina a la perfección con muchos ingredientes. Te proponemos 5 opciones deliciosas.

5 formas originales de combinar el caqui
Foto: Istock

Dicen que la Naturaleza es sabia, y la realidad es que, con cada estación, llegan a nuestra casa diferentes alimentos de temporada repletos de nutrientes únicos, tremendamente adecuados e interesantes para esos meses en particular. Y es lo que, por ejemplo, durante los meses de otoño ocurre con el caqui, una fruta realmente deliciosa, conocida popularmente también con el nombre de palosanto.

Cuenta con una apariencia redonda y regordeta muy característica, hasta el punto de que es fácilmente distinguible en el mercadillo y en la frutería del supermercado. Cuando está maduro su textura es realmente suave al tacto, y cuenta con una pulpa firme de color brillante, mientras que su forma puede recordar ligeramente a la apariencia de un tomate.

Consumido en su punto justo de maduración es delicioso y muy suave. De hecho, a medida que madura gana en suavidad, por lo que su sabor tiende a mejorar considerablemente. Pero cuando se encuentra verde el fruto es extremadamente astringente, debido a que contiene un elevado nivel de taninos, de ahí que al consumirlo verde puede acabar resultando muy desagradable, al dejar la lengua con una sensación rasposa muy incómoda.

Sin embargo, cuando se encuentra maduro, su pulpa se convierte en una mermelada natural ligeramente pegajosa, con notas que recuerdan mucho al sabor de la miel combinado con el albaricoque.

Desde un punto de vista nutritivo, es una fruta repleta de vitamina C y caroteno. Así, nos encontramos ante un alimento con una acción antioxidante realmente interesante. Mientras que también es una fuente excelente de fibra y potasio. Además, es muy útil en dietas de adelgazamiento, debido a que proporciona solo 68 calorías por cada 100 gramos de producto.

Aunque es cierto que es delicioso consumido solo, también es posible combinarlo con infinidad de preparaciones, hasta el punto de disfrutar de su sabor y maximizar sus cualidades al máximo.

Crostinis de caqui y queso brie

Crostinis de caqui y queso brie
Foto: Istock

Los crostinis consisten básicamente en pan crujiente tostado al horno o al grill, el cual suele haber sido untado previamente con aceite de oliva. De hecho, la palabra significa básicamente “costras pequeñas” en italiano, de donde originalmente proviene. En esta ocasión te proponemos combinar el caqui con un delicioso queso brie. El resultado es espectacular.

Ingredientes:

  • ½ pan de baguette en rodajas finas
  • 220 g de queso brie cortado en rodajas finas
  • 2 caquis cortados por la mitad y en rodajas finas transversales
  • 2 cucharaditas de panela
  • Pimienta negra recién molida

Elaboración:

Comenzamos precalentando el horno a 190 ºC, con las bandejas en posición superior e intermedia. Colocamos las rebanadas en una bandeja y tostamos ligeramente el pan durante 10 minutos, hasta que se haya dorado ligeramente.

Cubrimos cada pieza de baguette con 1 rebanada de queso brie, 1 rebanada de caqui y una pizca de panela. Volvemos a introducir en el horno y calentamos ligeramente hasta que el queso empiece a burbujear y el queso se derrita (entre 1 a 2 minutos). Se recomienda servir con pimienta negra recién molida.

Ensalada de caqui, cítricos y remolacha

Ensalada de caqui, cítricos y remolacha
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 900 g de remolacha amarilla, roja y rosada
  • 10 frutas cítricas (por ejemplo, mandarinas, pomelo y naranja)
  • 5 caquis maduros, pelados y cortados en gajos
  • 1 manojo de berros sin talos duros
  • 1 manojo de rúcula
  • ¼ taza de vinagre de vino tinto
  • Sal gruesa
  • Pimienta negra recién molida
  • ⅓ taza de aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Comenzamos precalentando el horno a 220 ºC. Envolvemos las remolachas en papel de aluminio (cada color en un paquete separado), y horneamos hasta que esté tierno durante aproximadamente 45 minutos. Cuando esté frío, frotamos las remolachas con la ayuda de servilletas para retirarles la piel. Las cortamos en rodajas.

Retiramos la cáscara y el interior de los cítricos con la ayuda de un cuchillo afilado. Cortamos con cuidado y exprimimos el jugo de las membranas en un tazón.

Colocamos las remolachas, los gajos de cítricos, los caquis, los berros y la rúcula en una fuente.

En un tazón mezclamos 3 cucharadas de vinagre de vino tinto con los jugos de los cítricos. Condimentamos con pimienta negra molida y sal e incorporamos el aceite de oliva lentamente. Para terminar, rociamos esta vinagreta sobre la ensalada justo antes de servir.

Lomo de cerdo con caquis

Lomo de cerdo con caquis
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 900 g de lomo de cerdo, atado
  • 450 g de caquis, con la parte superior recortada, cortados en gajos
  • 5 dientes de ajo pelados
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 manojo de hojas de mostaza (sin los tallos grandes)
  • ½ taza de vino Marsala
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Elaboración:

Comenzamos precalentando el horno a 200 ºC. Sazonamos la carne con sal y media cucharadita de pimienta negra molida. Colocamos la carne de cerdo en una sartén de hierro fundido o en cualquier otra bandeja resistente al horno.

En un cuenco mezclamos los caquis con los dientes de ajo y aceite de oliva virgen extra. Condimentamos al gusto con sal y pimienta negra molida, y lo esparcimos todo alrededor de la carne de cerdo. Introducimos en el horno y la asamos durante 15 minutos. Volteamos los caquis y continuamos asando la carge hasta que alcance una temperatura interna de 50 ºC, entre 20 a 25 minutos. 

Transferimos luego la carne de cerdo a una tabla limpia de cortar, la cubrimos con papel de aluminio y la dejamos reposar durante 15 minutos, tiempo durante el cual la carne continuará cocinándose a medida que se enfría. Eso sí, en caso de que los caquis sigan firmes es conveniente seguir asándolos hasta que estén tiernos. Una vez cocinados, los transferimos en una fuente para servir.

Añadimos las hojas de mostaza a una sartén, sazonamos con sal y salteamos a fuego medio hasta que estén tiernas. Luego, las transferimos a un plato. Agregamos el vino Marsala a la sartén y cocinamos hasta que se reduzca en dos tercios. Mientras tanto, cortamos el cerdo en rodajas finas y lo colocamos encima de los caquis y de las hojas de mostaza. Para terminar, vertemos la salsa por encima y servimos.

Caquis al horno con queso mascarpone

Ingredientes:

  • 4 caquis maduros
  • 250 g de queso mascarpone
  • 3 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración:

Precalentamos el horno a temperatura media. Mientras tanto, cortamos los caquis por la mitad en forma transversal y colocamos las mitades con el lado cortado hacia arriba en una fuente para hornear. Luego, rociamos cada mitad con miel.

Los introducimos en el horno, y asamos hasta que la parte superior se haya dorado y caramelizado (lo que tomará entre 6 a 10 minutos aproximadamente). Luego, retiramos del horno y rociamos inmediatamente con jugo de limón por encima.

Mezclamos el mascarpone con la cucharada restante de jugo de limón y el extracto de vainilla.

¡Listo! Servimos los caquis calientes, acompañando cada mitad con una cucharada de la mezcla de mascarpone.

Ensalada de achicoria y caquis

Ensalada de achicoria y caquis
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 900 g de achicoria
  • 3 caquis, pelados y cortados en gajos
  • ¾ taza de semillas de granada
  • 1 taza de nueces picadas en trozos grandes
  • ½ taza de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de vinagre de vino tinto
  • Sal gruesa
  • Pimienta recién molida

Elaboración:

En primer lugar comenzamos haciendo el aderezo. Para ello, en un tazón pequeño combinamos gradualmente el aceite de oliva virgen extra con el vinagre de vino tinto. Sazonamos al gusto.

Ahora es el momento de preparar la ensalada. Para ello, lavamos bien las achicorias, y en una fuente las mezclamos con las nueces, los caquis y las semillas de granada. Para terminar, añadimos la vinagreta y revolvemos bien. Finalmente, condimentamos con sal y pimienta negra molida al gusto.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo