Filete de cerdo con vinagreta de sandía y puré de patata

La sandía no es una fruta muy presente en las recetas de carne y, gracias a ella, el clásico filete de cerdo se transforma en una sorpresa.

Ingredientes:

  • 800 g de filete de cerdo ibérico
  • 1/2 calabaza violín
  • 1/2 bulbo de apionabo
  • 1 manojo de espárragos trigueros
  • 1/4 de sandía
  • perejil
  • aceite de oliva
  • vinagre de Módena
  • salsa de soja
  • 2 patatas
  • 100 ml de leche
Tiempo de preparación: 45 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Carnes
Sin gluten

Elaboración:

  1. Limpiar un poco el exceso de grasa del filete y cortar 4 raciones de 200 g. Dejar 4 raciones enteras porque, al tratarse de una cocción corta, será más sencillo conseguir el punto rosado. Reservar.
  2. Pelar la calabaza y quitarle las semillas. Cortarla en dados de 1 cm, aproximadamente. Hacer lo mismo con el apionabo y con la sandía, despepitándola completamente. Luego, trocear los espárragos en cortes de unos 2 cm. Poner agua a hervir y cocer la calabaza y el apionabo. Hacer lo mismo con los espárragos y reservar.
  3. Preparar una vinagreta con 3 partes de aceite de oliva, 1 parte de Módena y 1 parte de salsa de soja. Mezclar con unas varillas. Picar el perejil y reservar.
  4. Poner a hervir las patatas, previamente peladas, para hacer el puré. Una vez cocidas, triturarlas añadiendo la leche necesaria para obtener la textura deseada, salpimentar y reservar.
  5. Salpimentar las raciones de filete de cerdo ibérico y marcarlos en una sartén con un poco de aceite de oliva precalentado, hasta obtener una cocción al punto. Es decir, tirando a cruda en el interior, pero sellada y bien cocida por el exterior.
  6. Mezclar las verduras y la sandía y colocarlas en la base del plato. Cortar las raciones de filete en 4 trozos y ponerlos encima. Hacer una bola alargada de puré de patata con la ayuda de dos cucharas y ponerla en un lado. Salsear la preparación con la vinagreta, manchando con unas gotas el plato. Es importante remover la vinagreta antes de servir.

Propiedades del apionabo

El apionabo es un producto muy utilizado en la cocina francesa, aunque en nuestro país no está muy extendido su consumo. Antes de comentar algunos de sus aspectos más relevantes, recuerda que no se debe confundir con la raíz del apio común. Ambos alimentos son completamente diferentes.

Este vegetal conocido como apio rábano es una raíz de invierno muy utilizada en la gastronomía europea, especialmente en los países del Este. Su contenido nutricional contiene un alto porcentaje de agua y muy pocas grasas, ya que solo tiene 43 kcal por cada 100 gramos. Este producto está recomendado para dietas de adelgazamiento. Es una fuente de potasio, indispensable para controlar la tensión y reducir la retención de líquidos. Además, tiene fósforo, calcio, vitaminas K, C, B6 y tiene pocos carbohidratos, por lo que es un vegetal sano y de gran calidad.

El apionabo se oxida muy rápido, por lo que si quieres conservarlo mejor, introdúcelo en un recipiente con agua y unas gotas de cualquier cítrico. Esta hortaliza se puede conservar durante mucho tiempo sin pelar. Para comprarla, fíjate en su peso y en que no sea ligero, ya que podría estar hueco. Eso significa que no ha alcanzado la maduración necesaria.

¿Te animas a probar este vegetal tan interesante? Incorpóralo a tus recetas y disfruta de su increíble sabor.

Continúa leyendo nuestras recetas...