Revista Mía

12 alimentos saciantes que acabarán con el hambre entre horas

¿Qué es la saciedad? ¿Cómo influye en nuestro día a día? Te enseñamos por qué tener un control del apetito es la clave para llevar una dieta sana.

Autor: Mía revista.
¿Te crees que la bollería industrial es lo que más nos puede llenar? ¿Alguna vez has abandonado una dieta de adelgazamiento porque pasas hambre? La culpable de que hayas fallado en tu misión de adelgazar es la falta de saciedad y su descontrol. Una buena distribución de la misma, a lo largo del día, es uno de los pilares básicos para comer bien y no caer en los atracones.
La RAE define la saciedad como “hartura producida por satisfacer con exceso el deseo de una cosa”, que aplicado a la alimentación se refiere a los procesos de terminación de una comida. En este transcurso intervienen factores neuronales y humorales que deciden, en gran parte, que nuestro apetito se mantenga a raya o no. La sensación de hambre aparece también cuando los niveles de glucosa en sangre disminuyen y la respuesta más inmediata es recurrir a alimentos apetecibles que, en general, suelen ser los menos sanos.
Los nutrientes son clave en nuestra alimentación, en especial hay que tener en cuenta las proteínas y la fibra si lo que queremos es frenar la sensación de hambre. Pero más allá de estas consideraciones que se pueden analizar en el etiquetado de los alimentos, también hay que fijarse en el tamaño de los alimentos, su textura o su peso. Las cuestiones físicas también influyen, siendo más saciantes alimentos que masticamos mucho o aquellos que tienen mayor peso.
El tiempo que permanece en el estómago un alimento es esencial, ya que cuanto más tiempo esté en el estómago mayor saciedad nos produce. Lo mismo sucede con el volumen del alimento: cuanto mayor sea, mayor distensión estomacal provoca y más tiempo de digestión necesita. La palatabilidad se refiere a la apariencia que tengan el plato que vamos a consumir e influye en este proceso: si un alimento tiene muy buena pinta y es agradable, se activarán los neuropéptidos que encienden el apetito y por lo tanto se come más. Hay que destacar que los alimentos de alta palatabilidad suelen ser los ultraprocesados llenos de grasas, azúcares y que además tienen un peso muy bajo, una carencia que incentiva el apetito.
En esta galería te enseñamos una lista con los alimentos que más pueden saciarte, con el fin de que aprendas a crear un plan de alimentación lo más sano posible. En ella encontrarás verduras, legumbres y frutas, todas ellas esenciales para incluir en tu dieta diaria.
tracking