Revista Mía

Trucos para cocer legumbres secas

Las legumbres tienen gran cantidad de beneficios para nuestra salud. Cocer legumbres requiere algunos trucos para que no queden duras y salgan perfectas. Te los contamos.

Aunque en nuestra infancia lo de  “si no las quieres las dejas” no daba resultado, las lentejas se han convertido en uno de nuestros platos favoritos. No solo nos encantan por su sabor sino porque están repletas  de nutrientes para la salud.  Pero, ¿qué son las legumbres en realidad?  Las leguminosas son semillas vegetales comestibles que los humanos y los animales hemos consumido durante miles de años, desde la aparición de la agricultura en el Neolítico. Además, nuestra gastronomía cuenta con ellas en casi todos sus platos y potajes tradicionales como la fabada asturiana, callos con garbanzos o el cocido madrileño. ¿Quién se resiste a un buen plato de habas con almejas?
Este grupo de alimentos vegetales es bajo en grasa, a diferencia de lo que comúnmente se cree. La realidad es que las malas digestiones y las flatulencias con las que se relacionan las legumbres, se deben a los errores a la hora del remojo y del cocinado.  Son un alimento con pocos lípidos, pero que se suelen acompañar de productos grasos como los embutidos o tocino, de ahí su fama calórica.
Existe una gran variedad, pero las más consumidas y conocidas son los frijoles, los frijoles blancos, las habas, los garbanzos y las lentejas. Además de estos, nuestra gastronomía está empezando a introducir otros menos frecuentes,  como los altramuces y la soja, muy popular en platos asiáticos. Las legumbres están consideradas como una fuente de nutrientes, ya que tienen un alto contenido en fibra, tienen numerosas vitaminas, hierro, proteínas y son bajas en sodio.
La conocida como “proteína de los pobres”, además,  te aporta potasio, calcio, fósforo y yodo. Además, si padeces diabetes tipo 2 las legumbres ayudan a que controles las subidas bruscas de azúcar por su bajo índice glucémico. Gracias a este índice, este "superalimento" también permite que no tengas sensación de hambre tras su consumo.
La legumbres son tan importantes que se recomienda consumir de 2 a 4 raciones a la semana, por eso te aconsejamos que las acompañes de otros alimentos, como los granos. Esta combinación facilita la absorción del hierro y de los minerales que contienen. Este fenómeno  también ocurre si añades alimentos con vitamina C a tus platos de leguminosas. Puedes añadir las legumbres secas  en ensaladas, hacerlas caldosas, en hamburguesas o preparar hummus o cremas.
Si quieres aprender cómo cocinarlas de forma correcta, no te pierdas los siguientes trucos que te proponemos para que aproveches los beneficios de este alimento barato y versátil.
tracking