Revista Mía

Triptófano: por qué es importante y qué alimentos te ayudan a conseguirlo

Este aminoácido está muy relacionado con el estado de ánimo y la calidad del sueño. Descubre qué comer para obtenerlo.

Los aminoácidos esenciales son sustancias que necesita el cuerpo para desarrollar correctamente sus funciones básicas. Uno de los más importantes es el triptófano, muy importante para la fabricación de la serotonina, la hormona de la felicidad. Además, dicho aminoácido también interviene en la calidad del sueño gracias al estímulo de la melatonina, neurotransmisor que regula los ritmos circadianos y el descanso nocturno.
Se estima que alrededor del 58% de los españoles tiene problemas para dormir, según últimos estudios de la Sociedad Española del Sueño. Además de adoptar unos hábitos de sueño saludables, la ingesta adecuada de triptófano podría ayudar  mucho en este sentido, pues este aminoácido se encarga de sintetizar la serotonina, hormona responsable del sueño. Este aminoácido es mucho más importante de lo que crees, pues también ayuda a combatir la depresión, termorregular el organismo y al buen funcionamiento del corazón. Asimismo interviene en la formación de melatonina, hormona responsable de regular los ritmos circadianos y proteger el ADN.
Aunque la mejora del estado de ánimo y la calidad del sueño son dos de los beneficios más conocidos del triptófano, lo cierto es que este aminoácido también ha demostrado ser muy efectivo para el tratamiento de diversas patologías del sistema nervioso como Alzheimer y Parkinson. Últimos estudios afirman que el triptófano también podría desempeñar un papel importante a la hora de combatir la inflamación. Incluso se ha probado como medicamento para dejar el hábito de fumar, aunque de momento no hay estudios concluyentes al respecto.
La Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo de 320 mg de triptófano por día. El L-triptófano es un aminoácido esencial, lo que significa que el cuerpo no es capaz de producirlo por sí mismo, por lo que debe obtenerlo de la dieta. Si esta es equilibrada, no será necesario el consumo de suplementos (y si lo vas a hacer, recuerda consultarlo con un profesional antes). Aunque lo podemos encontrar en alimentos de origen animal como los pescados grasos, el triptófano está presente sobre todo en los vegetales. Te contamos dónde encontrarlo. ¡Que no te falte!
tracking