Revista Mía

Wraps fáciles para disfrutar en aperitivos y cenas

Los wraps son una forma sana, sencilla y deliciosa de preparar aperitivos, cenas e incluso improvisadas meriendas. Además, no te llevará más de 15 minutos prepararlos. ¿Quién da más?

No hay gesto más sencillo que el de envolver los ingredientes en una base de trigo y llevárselo a la boca. En forma de bocadillo, burrito, rollito o wrap, la fórmula es sencilla y se repite a lo largo de casi todas las gastronomías.
De hecho, una de las comidas mexicanas más populares en todo el mundo son los burritos. Estos, junto con los wraps son dos de las comidas rápidas preferidas por los extranjeros y turistas y las razones están más que claras.
El burrito es una tortilla de harina envuelta alrededor de varios de ingredientes que suele servirse caliente, aunque también se come en frío. En cuanto al wrap, este es una especie de sándwich envuelto como taco. De hecho, un wrap en una variación de un burrito o un taco.
Los wraps suelen estar elaborados con tortillas de trigo, aunque también nos podemos encontrar alternativas con otros cereales. Puedes añadirles casi de todo e incluso preparar la masa con especias o hierbas aromáticas para darles un sabor diferente. Si quieres hacer las tortitas en casa, solo necesitas harina, agua y una pizca de sal, y su preparación es muy sencilla. Se mezcla la harina y la sal y se le va añadiendo agua poco a poco hasta formar una masa uniforme. Si durante el proceso se va quedando seca y poco pegajosa puedes añadirle aceite de oliva. Para trabajar la masa lo más recomendable es hacerlo sobre la encimera. Se divide en bolitas y se extiende bien para conseguir la tortilla redonda. Después, se pasa por la sartén  a fuego vivo y se doran por ambas partes. ¡Más sencillo imposible!
Un wrap admite todo tipo de rellenos, generalmente se combinan vegetales, carnes y salsas, tortillas, lechuga, espinacas, setas laminadas, cebolla, puré de legumbres, guacamole, tomate, huevo duro, queso, pollo, ternera, atún… Como ves, la lista es infinita, pero básicamente para que un wrap quede perfecto debes tener en cuenta que no pueden faltar estos tres ingredientes: algo de proteína (vegetal o animal), vegetales y una salsa. El resto lo hará la imaginación y las ganas de experimentar con los ingredientes que tengamos.
¿Quieres conocer algunas de las recetas de wraps más sabrosos? A continuación te proponemos varias que seguro te van a encantar.
tracking