4 remedios caseros para los gases

Alivia de forma sencilla y natural las incómodas molestias que produce el exceso de gases.

Alivia de forma sencilla y natural las incómodas molestias que produce el exceso de gases.

 

La flatulencia resulta incómoda y molesta y nos causa mucho estrés social, pero no es una enfermedad en sí misma. Eso sí, cuando deja de ser ocasional y se cronifica puede ser una indicación de algún problema de salud o de malos hábitos. Así, el mal funcionamiento del hígado o del colon, comer demasiado deprisa o incluso fumar son factores que inciden en el exceso de gases.

 

Todos tenemos en el intestino bacterias que producen diversos gases: principalmente, hidrógeno, dióxido de carbono y metano, que puede contener azufre. El volumen de gas y su composición dependen tanto de los tipos de bacterias que colonizan el intestino como de la dieta que consumimos. La flatulencia se debe a un exceso de gas -y en particular gas sulfuroso (con azufre)- que no se puede expulsar.

 

Si tienes este problema, aparte de consultar a tu médico y cuidar tu alimentación, puedes aliviar los síntomas fácilmente con remedios caseros, sencillos y naturales. Toma nota:

1. Ajo

Este modesto alimento es muy eficaz contra la flatulencia. La sopa de ajo, por ejemplo, reduce el volumen de gas estomacal y promueve una buena digestión. En general, si añades ajo fresco a tus comidas notarás una gran mejoría del problema. También puedes hervir en agua un poco de ajo machacado junto con una pequeña cantidad de pimienta negra y unas semillas de comino; cuélalo, deja que repose y tómalo a temperatura ambiente dos o tres veces al día.

 

2. Jengibre

Otro gran aliado antigases. Para evitar su formación, mastica un trocito de jengibre fresco después de cada comida. También puedes agregar jengibre en polvo o fresco a tus guisos. Beber té de jengibre es otro método excelente para reducir la acumulación de gases en el aparato digestivo. Para elaborarlo, hierve en una taza de agua una cucharada de jengibre molido o 3 o 4 rebanadas pequeñas de jengibre fresco, durante unos minutos. Bebe esta infusión dos o tres veces al día.

 

3. Semillas de alcaravea o de hinojo

Estas semillas son asimismo una buena opción para casos de indigestión, cólicos o gases en el estómago. ¿Cómo se toman? En forma de infusión resultan muy efectivas. Añade una cucharadita de semillas a una taza de agua hirviendo. Cubre la taza y déjala reposar durante unos minutos. Cuela las semillas y bebe la infusión resultante antes de las comidas. Para aliviar los gases, también puedes masticar unas cuantas semillas de alcaravea asadas y mezcladas con una pizca de sal.

 

4. Menta

Se puede utilizar de varias maneras para tratar los problemas de flatulencia. Así, con el té de menta endulzado con miel se obtiene un alivio instantáneo. Añade unas cuantas hojas de menta fresca a una taza de agua hirviendo y deja reposar unos minutos; cuélalo y tómalo con miel después de las comidas. También puedes masticar hojas de menta fresca, o mezclar dos gotas de aceite de menta con media taza de agua fría y beberlo una o dos veces al día.

Continúa leyendo