Todo lo que debes saber sobre las proteínas

Las proteínas son esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Te contamos todo lo que debes saber sobre ellas, para sacarles el máximo partido posible.

Las proteínas son uno de los macronutrientes esenciales que el cuerpo necesita para funcionar a pleno rendimiento, realizan funciones básicas y además forman parte de una dieta saludable y equilibrada. Pueden formar, perfectamente, parte de una dieta sin que engorden. Además si haces ejercicio favorecen al incremento de la masa muscular y ayudan a quemar grasas.


Alimentos ricos en proteínas


Generalmente las proteínas suelen estar en alimentos de origen animal como la carne, los huevos o la leche, pero también se encuentran en vegetales como, por ejemplo, las legumbres, la soja, los cereales o los frutos secos.

 

La carne es muy rica en proteína. Lo mejor es optar por carnes magras, es decir, muy bajas en grasas. El pavo o el pollo son dos clásicos.

 

El pescado también es muy rico en proteínas, sobre todo el pescado azul como el salmón o el atún, que además son dos grandes fuentes de ácidos grasos Omega 3 (grasas buenas). El pescado blanco como la merluza también cuenta con su dosis de proteína, aunque quizá un poco más baja que los anteriores y al mismo tiempo con menos grasa.

 

Las legumbres y los frutos secos contienen proteínas de origen vegetal, también muy necesarias e importantes para el organismo. Las lentejas, las judías blancas, la soja o las almendras son muy ricas en proteínas.

Cuándo debemos tomar proteínas


Por la mañana algo de proteína no viene nada mal, pero tenemos que tener en cuenta que el cuerpo, cuando nos levantamos, funciona a mayor velocidad, por eso lo ideal es que el desayuno también esté compuesto por hidratos de carbono, para llenar el cuerpo de energía.

 

Tanto en la comida como en la merienda es necesario que estén presentes las proteínas, ya que son las horas en las que más ejercicio físico se suele realizar.

 

Por la noche nuestro cuerpo va más despacio y lo ideal es consumir proteínas bajas en grasa o de origen vegetal.

 

Las proteínas también son perfectas tanto antes como después de entrenar junto a los hidratos de carbono, estos se encargarán de llevar los aminoácidos a las células del cuerpo, mientras que las proteínas se encargarán de recuperar la musculatura. ¡Trabajo en equipo!

 

Se trata de compensar según las necesidades de tu día a día.

Clara

Clara Martínez

Continúa leyendo