Nutrición

Alimentos que ayudan a no roncar

Roncar es un problema bastante habitual que no solo perjudica a la persona que lo padece, además puede ser una tortura para los que comparten habitación con la persona afectada. Te decimos qué puedes comer para no roncar.

Son muchos los factores que están detrás de los molestos ronquidos y muchos de ellos se encuentran en los hábitos de vida que tenemos. Por ejemplo, el tabaco favorece los problemas respiratorios y los ronquidos nocturnos. El alcohol es otro de los elementos culpables de que una persona ronque, además de provocar un sueño poco reparador e interrumpido. Otra recomendación que siempre escuchamos para no roncar es evitar irse a la cama con el estómago demasiado lleno: las cenas copiosas producen digestiones pesadas y estas, a su vez, provocan un mal descanso y los odiosos ronquidos.

Otra recomendación que se suele dar para evitar roncar por las noches es no dormir boca arriba, ya que los ronquidos se producen porque al estar dormidos, los músculos de la garganta se relajan, las vías respiratorias se estrechan, haciendo que el aire al salir tenga menos espacio y suene, provocando los ronquidos. La postura boca arriba parece favorecer aún más este problema. No debemos pasar por alto que, en algunos casos, los ronquidos pueden ser síntoma de apnea del sueño, un problema de salud que puede ser bastante serio y que necesita el seguimiento de un médico.

El sobrepeso tampoco es buen aliado de nuestra salud en general y es otro de los responsables de los ronquidos. Por eso, siempre se suele recomendar perder peso a personas que padecen de manera habitual este problema nocturno.

Si tenemos en cuenta que los ronquidos suponen el trastorno del sueño más común, conviene prestar atención y tratar de tomar medidas que puedan ayudar a solucionar el problema, como es el cuidado de nuestra dieta. Hay alimentos que son poco recomendables si roncamos o si queremos evitar hacerlo. Es el caso, como ya hemos dicho, de sustancias como el tabaco o el alcohol, pero también de alimentos como el picante, comidas excesivamente grasas para las cenas, los fritos o los lácteos. Te hablamos de los alimentos que ayudan a no roncar.