Nutrición

15 alimentos que debemos lavar antes de consumirlos

La mayoría solemos lavar las frutas y las verduras antes de comerlas o de cocinar con ellas, ya que somos conscientes de que en la piel de dichos alimentos puede haber restos de suciedad, bacterias o incluso pesticidas. Además, si vamos a comernos una fruta con su piel, nos parece obvio que hay que lavarla antes, pero también debemos hacerlo aunque vayamos a pelarla para evitar que las posibles bacterias o suciedad del exterior de la fruta pase al interior de la misma.

En otros muchos alimentos puede haber restos de suciedad o polvo por los lugares en los que pueden haber estado almacenados o las condiciones en las que se hayan transportado, por ejemplo. Además, cuando compramos determinados alimentos a granel, como legumbres, frutos secos, frutas deshidratadas, etc. también es conveniente lavarlos antes para evitar que puedan tener polvo o restos de suciedad.

Sin embargo, hay otras veces que no se nos pasa por la cabeza el lavado previo, por ejemplo, ¿sueles lavar las latas de alimentos antes de abrirlas para evitar que las posibles bacterias que haya en los bordes o el exterior de la lata pasen al interior y “contaminen” la comida? Pues es algo bastante recomendable. Lo mismo sucede con los tarros de cristal de encurtidos y otro tipo de alimentos similares.

¿Sabías, por ejemplo, que los frutos secos (a pesar de su nombre) como los pistachos, las nueces o los cacahuetes, es aconsejable lavarlos antes de comerlos, sobre todo si los hemos comprado a granel y no envasados? Pueden contener polvo o restos de suciedad que se acumulen en las hendiduras de sus cáscaras y que pasen al interior al intentar pelarlos.  

Por estos motivos, en esta galería vamos a hacer un repaso por algunos alimentos que debemos lavar antes de cocinarlos o consumirlos. Con esto no queremos decir que no hacerlo implique un riesgo grave para la salud: con unos solemos hacerlo siempre, con otros no con mucha frecuencia y algunos de ellos nos van a sorprender…sin embargo, lavarlos, en la mayoría de los casos, es algo que no lleva mucho tiempo y, al hacerlo, puede que nos quedemos más tranquilos. ¡Descubre cuáles son!