Nutrición

¿Qué semillas debes incorporar en tu dieta y cómo hacerlo?

Las semillas son alimentos repletos de nutrientes. Calcio, grasas saludables omega 3, vitaminas, proteínas, fibra, magnesio, hierro o ácido fólico son algunos de sus principales componentes. También aportan mucha energía y muchos beneficios a la salud: son potentes antioxidantes, ayudan a reducir el colesterol, nivelan los niveles de azúcar en sangre, regulan el tránsito intestinal, son muy saciantes y por tanto pueden ayudar a controlar el apetito y a perder peso, etc.

Las semillas siempre han estado ahí y desde la antigüedad han sido cultivadas y consumidas por las civilizaciones más avanzadas, pero ha sido en los últimos años cuando estos superalimentos se han puesto de moda y se han dado a conocer entre toda la población. Hay muchos tipos de semillas, y cada una tiene sus propias características: quinoa, semillas de lino o linaza, de calabaza, de amapola, de chía, de girasol… Todas ellas se pueden incluir en la dieta del día a día de una forma muy fácil: en forma de snacks, espolvoreadas en ensaladas, en batidos, en yogures, con cereales o frutas, etc.

Las semillas surgen en el interior del fruto de las plantas (en ocasiones cereales) y por ello, nutricionalmente hablando son muy similares a ellos. Es el caso de la quinoa o del amaranto, que también son considerados pseudocereales. Sin embargo, estos granos poseen aún más beneficios para la salud que los propios cereales.

La mejor forma de aprovechar al máximo todos los nutrientes que tienen las semillas es tomarlas crudas, ya que si se exponen al calor y se tuestan, parte de los minerales, las vitaminas y los aceites esenciales que contienen se terminarán perdiendo. En los casos en los que la cáscara de la semilla sea demasiado dura, es más recomendable remojar el grano antes de comerlo o directamente triturarlo, para después espolvorearlo sobre ensaladas, cremas, purés, yogures, batidos y todo lo que se nos pueda ocurrir.

¿Necesitas más razones para incluir las semillas en tu dieta? Hemos hecho un repaso a las características y propiedades de las semillas más famosas de la naturaleza. Si quieres mejorar tu salud, ¡toma nota de ellas!